Previa y horario del Málaga - Real Sporting de Gijón

Dos equipos al alza (21:30)

  • El Málaga recibe a un Sporting que ha arrancado la temporada con nota

  • Los de Gallego llegan sin bajas y Pellicer medita las rotaciones para una semana de mucha exigencia

Momento de la presentación de los fichajes que hizo el Málaga el pasado martes. Momento de la presentación de los fichajes que hizo el Málaga el pasado martes.

Momento de la presentación de los fichajes que hizo el Málaga el pasado martes. / javier albiñana

El año pasado acabaron con un punto más que el Málaga la temporada, también están obligados a mirar constantemente a una cantera prolífica, y le han dado el timón de su proyecto a un entrenador que debuta en Segunda pero tiene un pasado de técnico de cantera (Espanyol). El Sporting de Gijón ha enseñado que era mortal con un empate y una derrota en las dos últimas jornadas, antes sumó cuatro victorias que le mantienen como segundo clasificado y equipo al alza.

Además para visitar La Rosaleda han recuperado a un efectivo importante para su entramado defensivo: Babín. Será titular casi seguro en un envite entre dos escuadras que quieren ser eléctricas y tiran de la juventud y la pizarra para subir el nivel. Los gijoneses, sin bajas, necesitan ganar para confirmar que son importante es en la categoría aunque sólo sea la séptima jornada, el Málaga, que sigue con media plantilla necesitada de ritmo, piezas que vuelven del dique seco –Cristo, Orlando Sá– y algunas bajas –Hicham, Ismael Casas, Joaquín– está tan contento después de doblegar al Zaragoza en La Romareda que no tiene achaque alguno que le frene.

Volver a correr más que el rival y a dominar las fases del juego es su misión para hoy. Pellicer entrenó en la tarde de ayer con todo el secretismo de quien cambia la alienación con inusitada tranquilidad y costumbre. Sabe que Gallego es minucioso en la búsqueda de detalles que desequilibren, tiene piezas con mucha experiencia en Segunda y otros efectivos llamados a una categoría mayor. Después de su particular calvario institucional, el Sporting quiere una campaña para ilusionarse de verdad, sin medias tintas. Y en ello anda. Ganarle al Málaga en Martiricos sería una recompensa genial, algo así como repetirse delante del espejo lo guapo que está en este arranque de curso.

Para los andaluces, darle minutos a jugadores como Jairo, Cristo u Orlando Sá sería irse acercando a lo que quiere. a marcar la diferencia y encontrar la competitividad, pero la competición obliga a Pellicer a pensarse muy bien quien puede exprimirse y quien no. Las sensaciones después de la victoria en Zaragoza, las molestias y atisbos de lesión serán claves para que las rotaciones posibles se den hoy o el próximo domingo. Su inercia es buena, mantenerla es el reto

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios