El Málaga CF con Víctor ha recibido goles en sus tres partidos El reto está en la portería

  • Dejar la meta a cero, fundamental para seguir aspirando al objetivo

Víctor observa a sus hombres en un entrenamiento. Víctor observa a sus hombres en un entrenamiento.

Víctor observa a sus hombres en un entrenamiento. / Javier Albiñana (Málaga)

Comentarios 1

Insistía desde el principio de temporada Juan Ramón Muñiz en lo importante que es, especialmente en Segunda División, contar con el Zamora de la categoría. Y los partidos le dieron la razón. Ahí está el ejemplo del Granada. Ahora ya no está el asturiano al frente del Málaga, sino Víctor Sánchez del Amo. El entrenador madrileño ya sabe bien cómo se las gastan los equipos de LaLiga 1|2|3.

Tres partidos lleva Víctor en el banquillo del Málaga y en los tres le han marcado goles. Empezó el Alcorcón, tras el penalti de N'Diaye. Por fortuna el equipo iba 0-2. Luego llegó el Mallorca en La Rosaleda en la recta final del partido. Y, por último, la falta directa de Aketxe en Cádiz. Lo bueno es que son todos evitables y que el equipo demostró que, a pesar de todo, no concede demasiados a los rivales. Pero debe ser su prioridad para tratar de conseguir alguno de los objetivos marcados por el club para esta temporada.

Sobre todo es importante porque muchos equipos de la categoría juegan precisamente a llevar los partidos a terrenos pantanosos, evitando que se genere todo el fútbol posible, esperando para pescar un error y robarte los puntos. Y el Málaga, eso está más que demostrado en esta campaña, no suele exhibir una pegada como para llevar todos los encuentros a un territorio de intercambio de golpes.

Puede ser el partido ante el Oviedo el que marque el destino final del Málaga en este exigente curso. Es otro rival directo, como lo fueron los anteriores, pero ahora el conjunto blanquiazul está fuera de la zona de play off y ya no puede permitirse tropiezo alguno. También será importante para la credibilidad de Víctor ante el vestuario, que necesita estímulos en forma de triunfos para poder repuntar en el tramo donde todo se decidirá. El madrileño lo sabe y lo hace saber cada vez que se pone delante de los micrófonos.

Siguiendo con las cuestiones defensivas, el técnico estará obligado a variar de nuevo su zaga. La semana pasada no pudo contar con Ricca, lesionado. Mientras se esperan las evoluciones del capitán, sabe seguro que no podrá contar con Lombán, por lo que se abren las apuestas para el hueco de central diestro. Luis Hernández parece el primer candidato, pero no se pueden descartar otras alternativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios