Málaga C.F.

El legado de Víctor: unidad equipo-afición, la explosión de Ontiveros y Antoñín

  • El entrenador madrileño abrió paso a muchos canteranos, de los cuales siete debutaron con él

Jugadores y afición, tras el Málaga-Deportivo de play off. Jugadores y afición, tras el Málaga-Deportivo de play off.

Jugadores y afición, tras el Málaga-Deportivo de play off. / EFE

Del paso de Víctor Sánchez del Amo por el Málaga quedará el legado en forma de canteranos. A muchos los hizo debutar y a otros les sacó un buen rendimiento, sobre todo Javi Ontiveros, que terminó de explotar gracias a la confianza del madrileño. Luego queda una cuestión extradeportiva pero que supo canalizar y gestionar a su favor: la unidad equipo-afición surgida de la dolorosa eliminación ante el Deportivo en el play off de ascenso a Primera División.

Desde su primer partido ante el Alcorcón, que acabó con triunfo por 1-4, Ontiveros ya comenzó a brillar. Víctor le quitó las cadenas y le dio una libertad que al marbellí le sentó de maravilla. Siete partidos ligueros y dos de play off que sirvieron para que el canterano terminase de romper. Eso trajo consigo que su cotización en el mercado se disparase y el Málaga logró traspasarlo al Villarreal en verano por más de siete millones de euros y variables.

El logro más importante, sin embargo, de Víctor con el Málaga fue el de recuperar el favor de la grada y conseguir una cierta unanimidad alrededor de su figura. Los aficionados compraron pronto su discurso y su propuesta valiente en el césped. Los blanquiazules acabaron la temporada al alza, dejando al equipo tercero y con buenas perspectivas para el play off de ascenso a Primera División.

Fue precisamente tras la eliminación contra el Deportivo en la fase de ascenso (en la que fue superado por Pep Martí en ambos partidos) donde se construyeron los cimientos de una comunión absoluta entre futbolistas y aficionados. La despedida de la temporada a pie de césped en La Rosaleda dio la vuelta al mundo por sus emocionantes imágenes. Todo lo que entonces se fraguó ha servido de colchón durante toda este convulso curso.

Sus canteranos

Víctor empezó la temporada teniendo que llevarse más canteranos de los permitidos a Santander. Dadas las circunstancias, iba a ser una tónica. Galones absolutos para Keidi Bare y minutos de calidad y confianza para Luis Muñoz. Empezó contando con Hugo Vallejo pero el jugador está en conflicto con el club por su no renovación. También ha sabido aprovechar a Hicham, otro caso complicado.

No es corta la lista, por otro lado, de los que han debutado con él. Este curso ha tirado de los porteros Kellyan y Gonzalo. También dio la alternativa a Ismael Casas, Cristo, Ramón Enríquez, Julio y, sobre todo, Antoñín. El delantero está siendo una de las sensaciones de la temporada y uno de los mayores valores patrimoniales del club en la actualidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios