Sergio Pellicer, tras el Málaga CF-Oviedo de Segunda División Pellicer y el VAR: "No es excusa, pero hay acciones donde nos sentimos perjudicados"

  • El entrenador analiza la acción donde el árbitro pitó penalti y luego rectificó tras consultarlo en vídeo

Sergio Pellicer da instrucciones en la banda de La Rosaleda. Sergio Pellicer da instrucciones en la banda de La Rosaleda.

Sergio Pellicer da instrucciones en la banda de La Rosaleda. / marilú báez

El Málaga terminó la primera vuelta con 28 puntos después de empatar ante el Oviedo. Se adelantó, pero acabó el duelo con uno menos. "Como un combate de boxeo. Iniciamos muy bien en el tema de transiciones y jugar en campo rival. Vino el gol en un balón parado y tuvimos situaciones donde nos faltó el último paso. En los últimos cinco minutos de la primera parte hubo dos o tres acciones por el ímpetu del rival que nos crearon dudas. Antes de su gol hubo una acción para cada uno y cuando encajamos hubo momentos donde el rival fue mejor que nosotros. Nos faltó tranquilidad y pausa en el centro del campo, en la organización no estuvimos equilibrados. Es difícil conseguir dos victorias contra el mismo rival en tres días. Es un punto más y nos da pena porque nos pusimos por delante. Es un rival, que a pesar de estar por detrás, que tiene potencial y va a ir para arriba", analizaba en rueda de prensa Sergio Pellicer. 

"Benkhemassa en el calentamiento tuvo una lesión y tenemos la baja de Luis Muñoz y hay ciertas cosas que nos penalizaron", admitía el entrenador, que hablaba sobre la mala dinámica: "Son ciclos. Hay veces que cuando ganas debes preguntar por qué y cuando no lo haces te preguntas el razonamiento. En anteriores partidos el equipo mereció muchísimo más. Al final son los puntos que hay, la suerte no existe. Hay que seguir trabajando. Los pequeños detalles nos están penalizando, esta categoría es tremendamente complicada. Tenemos que pensar que da igual que juegues fuera y en casa y ajustar las cosas que tenemos que seguir mejorando. En casa está faltando equilibrio y tenemos que ajustarlo. El equipo a pesar de todo compite y nos podrán decir que estamos más o menos acertado, pero competir es innegociable. Tenemos que exigirnos más. Se acaba la primera vuelta y con todas las circunstancias... sabemos que queda muchísimo y cada punto es oro". 

También fue preguntado el castellonense por la acción del penalti que primero pitó Gálvez Rascón y luego anuló tras consultarlo en el VAR. "La acción del VAR ya sabéis mi opinión. No nos tiene que servir de excusa, pero hay acciones donde nos sentimos perjudicados. Está desnivelado y es difícil la actuación arbitral. La interpretación no nos está favoreciendo. Si no corta el pase se queda Jairo sólo. Y si ocurra en la línea de meta... No nos podemos focalizar en eso, no soy nadie para quejarme, los profesionales estamos para trabajar. Me tengo que enfocar en que nos está costando como local. Hay que mejorar registros cuando salimos de la segunda parte es clave. El equipo incluso cuando se quedó con 10 tuvo hambre. Lo intentamos, pero no estuvimos acertados. El equipo lo intentó y hay que seguir mejorando", contaba Pellicer. 

"Son circunstancias en las cuales llevamos una serie de partidos donde siempre hubo acciones que... siempre tenemos nuestro corazón y lo miramos con la camiseta. Nosotros tenemos que ser más objetivos. Son situaciones que es complicado tomar la decisión, pero la interpretación ahora mismo nos está perjudicando. Todo se intenta hacer de la mejor manera posible. Ahí no podemos hacer nada", ahondaba el entrenador: "A nosotros nos faltó alguna cosa que mejorar para sumar los tres puntos, pero está claro que hay acciones que pueden desnivelar como un penalti y una falta y cambian el signo del partido. No estamos teniendo fortuna en esa toma de decisión. Espero que al final de temporada se equilibre y no hablemos tanto del VAR y sí que hemos cumplido el objetivo. No soy yo el que me tengo que quejar". 

Pellicer también sacó el escudo para defender el primer tramo liguero del Málaga. "Tenemos un sabor agridulce. Conformismo ni uno. Tenemos que hacer una valoración objetiva de esta primera vuelta, sabemos que todas las circunstancias que hemos tenido y a falta de cinco jornada teníamos el objetivo de los 30 puntos. Hubiera sido de matrícula de honor, para enmarcar. Por eso te quedas con esa sensación. Sabemos de la dificultad de sumar en esta categoría. Vamos a intentar cambiar, ajustar y seguir con la dinámica fuera e intentar sacar esos puntos en casa que nos dé la tranquilidad. Merecemos algún punto más, pero esto es la realidad y son los que tenemos. Ahora a pensar en Copa y luego la Ponferradina", terminaba: "El análisis es positivo, hay que ver cómo empezamos y cómo han evolucionado los jugadores. Hay cosas muy positivas, hay que ver cómo trabaja el equipo y el cuerpo técnico. Hay cosas que nadie sabe y estamos aquí y nos las estamos tragando. El grupo lo da todo y a partir de ahí vamos a competir por lo máximo. Pasamos dos eliminatorias de Copa cuando antes de tiraba. Hay que marcar la distancia con los de abajo y cuando se cumpla el objetivo pelear por todo lo que podamos. El mensaje es ambicioso, pero tenemos que mantener el equilibrio. Llevamos un año con el mismo trabajo y la misma humildad, hasta el día que me vaya así va a ser. La honradez, la humildad, el trabajo y las horas son innegociables. El conformismo no existe". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios