Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fichajes Málaga CF | Necesidad en el mercado invernal El vacío del lateral izquierdo

  • Es una de las posiciones a apuntalar en el mercado invernal en caso de ser posible

Mikel Villanueva pasando el balón. Mikel Villanueva pasando el balón.

Mikel Villanueva pasando el balón. / la otra foto

El Málaga tiene problemas evidentes en el lateral izquierdo. Y resulta paradójico, porque era una de las zonas del campo donde más alternativas tenía a pesar de la estrechez de la plantilla. Pero pasan los elementos por el flanco zurdo y nadie impone su ley. Juankar, Diego González, Mikel Villanueva y el canterano Cristo han sido los cuatro futbolistas utilizados por Victor Sánchez del Amo. Ninguno ha tenido el rendimiento que se espera.

En realidad, desde la salida de Ricca el Málaga no ha encontrado especialista para ese costado. La mayoría son elementos que pueden actuar de manera provisional o interina, pero no garantizan regularidad. Juankar demostró ante el Elche que lo suyo es mirar hacia delante, que es mejor extremo que carrilero. Todo lo bueno que suma en tareas ofensivas lo descompensa si le toca defender. Su gran cualidad es la velocidad, no es un hombre aguerrido aunque haya ocupado esa demarcación en diferentes temporadas.

Diego González es un central. Como eventual ha tenido algunas actuaciones aseadas en defensa y otras no tanto. Además, carece de cualidades para ser considerado un recurso ofensivo cuando ejerce de lateral izquierdo. Con Mikel Villanueva sucede algo parecido, si bien es cierto que hasta la fecha parecía el más indicado para quedarse con esa parcela, que también es utilizado ahí en ocasiones por Venezuela.

En el balance defensa-ataque el futbolista vinotinto salía mejor parado que sus compañeros. Su físico le permite contribuir en ataque más que Diego González y es algo más sólido que Juankar atrás. Su actuación ante el Elche, sin embargo, anula esa percepción. A pesar de dar una asistencia perfecta para el 3-3, todos los goles del conjunto ilicitano llegaron por su perfil. Y pudo ser alguno más.

En realidad, sería un buen momento para que Cristo diese un paso al frente, pero el canterano no ha tenido toda la suerte que podía merecer. Le tocó debutar ante el Cádiz en La Rosaleda. Lo pasó mal ante el intratable líder de Segunda. Una jornada más tarde actuó pero en una posición más adelantada en Riazor. Ahí sí brilló, pero justo coincidió con una inoportuna lesión que le dejó fuera de los planes más inmediatos de Víctor Sánchez del Amo.

Si nada se tuerce, tiene un gran futuro por delante y puede ser el dueño del lateral izquierdo del Málaga durante años. Pero las puertas están cerradas ahora mismo para él y otros canteranos como Ismael Casas o Ramón Enríquez. Víctor está casi obligado a contar con Keidi Bare, Antoñín y Luis Muñoz. También con Hicham. Con el reglamento en la mano, poco más se puede hacer.

Así que el Málaga está obligado a tener en su cesta de la compra un lateral zurdo con vistas al mercado invernal. No es la prioridad máxima, que como Manolo Gaspar dejó claro es un delantero que además está "encaminado". Pero que las circunstancias del club sean unas, no cambia lo que es una cuestión de necesidad deportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios