Málaga Costa

El Gobierno apenas gasta 1,4 millones en el tren litoral desde 2013

  • La conexión hasta Marbella sigue a la espera de que se culmine el Estudio Informativo y su información pública

Íñigo de la Serna y Ángeles Muñoz, en una visita a Marbella hace tres semanas. Íñigo de la Serna y Ángeles Muñoz, en una visita a Marbella hace tres semanas.

Íñigo de la Serna y Ángeles Muñoz, en una visita a Marbella hace tres semanas.

El peso de los titulares que todas y cada una de las administraciones estatales vienen dando en la última década como impulsores del tren de la Costa del Sol es exponencialmente mayor que el de los compromisos económicos reales. Ni el PSOE, en su etapa final al frente del Gobierno central, cuando recogió las riendas del conocido tren litoral ante la incapacidad económica de la Junta de Andalucía de ir adelante con el que fue su gran compromiso en el año 2000, ni el PP, desde 2011 hasta la actualidad, han sido capaces de avanzar más allá de un plano teórico apenas embrionario. El olvido que se viene ejerciendo con respecto a la que para muchos es la gran asignatura pendiente en la provincia de Málaga no distingue entre una y otra formación.

Los números dejan poco lugar a la duda. Una reciente respuesta parlamentaria emitida por el Ejecutivo central pone cifras a la verdadera apuesta por este proyecto. De acuerdo con este documento oficial, fechado el pasado 17 de enero, desde 2013 hasta el presente ejercicio (cuando aún no se disponen de presupuestos), la suma del gasto asociado a la conexión ferroviaria del litoral occidental alcanza apenas los 1.370.000 euros.

Una vez tramitados los documentos previos se dará paso a la redacción de los proyectos de obra

Un dinero con el que, confirma el Ministerio de Fomento, se ha podido financiar la redacción del Estudio de Viabilidad del corredor ferroviario, se pudo tramitar el Documento Inicial Ambiental de la actuación (debido a que está sometida al procedimiento de Evaluación Ambiental Ordinaria) y se está redactando en este momento el Estudio Informativo. Sirva como referencia que el documento inicial del Estudio Informativo tiene fecha de octubre de 2015. Estos son los pasos que desde la Administración central se han podido en el desarrollo de un proyecto que, en lo que concierne a su ejecución, tendrá un coste superior a los 4.000 millones de euros entre Fuengirola y Marbella y Estepona. Y todo ello en un plazo de algo más de seis años.

El estado actual de la tramitación, tal y como vino a explicar hace ahora tres semanas el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en una visita a la localidad de Marbella, obliga a esperar al próximo verano para que el estudio informativo sea abierto a información pública. O lo que es lo mismo, para que ese documento con las propuestas de trazado ya detalladas para llevar el tren hasta Marbella y Estepona sean expuestas para que tanto ciudadanos como instituciones realicen sus valoraciones y sugerencias sobre el planteamiento.

La hoja de ruta sobre la que en este momento trabaja Fomento, según lo dicho por el propio ministro, parte de una base de tres alternativas de recorrido. Las dos primeras muy similares, que discurrirían en paralelo a la A-7 y un trazado prácticamente soterrado en su totalidad. Este tendría una extensión de 53 kilómetros de longitud y supondría una inversión de 2.000 millones de euros en su llegada hasta Marbella. La tercera opción manejada sigue el trazado de la autopista AP-7, con una variante que hace que las vías pasen por el Hospital Costa del Sol, Marbella y San Pedro Alcántara. Ésta tendría 55 kilómetros y un coste de unos mil millones. Las previsiones apuntan a una proyección de viajeros hasta el año 2024 de entre 4,7 y 5 millones de viajeros, según el estudio.

También se contempla la prolongación de esta vía hasta de Estepona, lo que dispararía a hasta unos 3.850 millones de euros la ejecución de las dos primeras opciones de trazado, que bajaría a 2.370 en el caso de la tercera. En este escenario se espera una captación de viajeros de unos 8 millones anuales. Lo que no hizo el ministro en esa visita fue poner sobre la mesa los tiempos de recorrido que se barajan para esta conexión ferroviaria. Detalle trascendente por cuanto el tren debe alternativa que pueda competir con el vehículo privado.

Tomando como referencia el estado actual de los documentos técnicos previos y teniendo en cuenta que tras éstos la Administración central tendrá que sacar a licitación la redacción de los proyectos constructivos, primero, y de las obras, después, cualquier aspiración a que se coloque la primera piedra de esta conexión en tren se aleja en el tiempo al menos hasta 2021 o más allá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios