Málaga Costa

Una mirada fotográfica al pasado en Torremolinos

  • El Centro Cultural Picasso acoge una exposición de 800 fotos de vecinos desde los años 20

Joseíllo Díaz con su exposición Joseíllo Díaz con su exposición

Joseíllo Díaz con su exposición / Elisa Moreno (Torremolinos)

Durante años, Joseíllo Díaz ha recopilado, puerta a puerta, cientos de fotografías de conocidos vecinos del municipio desde principios de siglo hasta los años 80. A día de hoy atesora más de 4.000 imágenes de personajes como Don Francisco Aguilar, quien fuera profesor del colegio público La Paz y más tarde director del mismo, además de tesorero del club de fútbol Juventud de Torremolinos y colaborar con otras tantas asociaciones, lo que pone de manifiesto su compromiso con la vida social y cultural del municipio, por lo que el año pasado fue reconocido como Hijo Adoptivo de la ciudad a título póstumo;Remedios Márquez, quien desde muy joven enseñó a coser a todas las mujeres de la época;o Rafael Quintana, benefactor de los vecinos con más necesidades del municipio. “Siempre se habla de grandes mecenas como Carlota Alessandri y otros personajes que ayudaron mucho a la gente del pueblo de Torremolinos, pero entre ellos también estaba Rafael Quintana, natural de Torremolinos, que creó una mesa de trabajo con gente de mucho poder adquisitivo para recaudar dinero para ayudar a los pescadores y a la gente que trabajaba en el campo cuando venían los tiempos malos”, explica Díaz.

Comenzó a coleccionar fotografías a los 18 años, cuando un amigo le regaló dos imágenes antiguas de la Carihuela vista desde el Castillo del inglés. “Cuando se las enseñé a mi padre me quedé sorprendido no solo por la ilusión que le hizo sino por la de historias que me contó de aquella época”, señala. Y de ahí comenzó una afición que parece no tener fin. Incluso cuenta que llegó a canjear parte del dinero de un trabajo por más de 300 fotografías antiguas de vecinos de Torremolinos a las que junto con su padre fue poniendo nombre y apellidos a cada una de aquellas familias. “A partir de ahí me dediqué a buscar fotos hasta que la gente ya me contactaba directamente o me traía fotos”, asegura.

Fotografías de vecinos de Torremolinos Fotografías de vecinos de Torremolinos

Fotografías de vecinos de Torremolinos / Elisa Moreno (Torremolinos)

Esta es ya su cuarta exposición en la que pueden verse más de 800 fotografías centradas en gran parte en vecinos de la Carihuela. También hace un pequeño homenaje en la entrada a la antigua fuente de piedra de la plaza Costa del Sol con varias fotografías en las que se muestran las diferentes ubicaciones a las que se ha trasladado a lo largo de los años hasta volver a su ubicación original en la plaza tras los trabajos de peatonalización. “Para mí la historia verdadera es la del pueblo, la de nuestros abuelos y bisabuelos, su día a día y lo que trabajaron para dejarnos lo que tenemos hoy en día. Es para estar orgullosos”, comenta Díaz, quien asegura que “a mí lo que más me llena es ver a la gente del pueblo aquí viendo la exposición y recordando y contando anécdotas e historias de sus familias”.

Entre algunas de esas anécdotas se encuentra la de la boda de María y Ramón González en el 58. “María González limpiaba la casa de unos americanos que vivían aquí y que cuando se enteraron de que se casaba le montaron una boda por todo lo alto. Se gastaron una pasta en sus trajes de boda, en el restaurante y en contratar a los de El Jaleo, entre los que estaba Chiquito de la Calzada. Fue una boda por todo lo alto a la que fueron muchos vecinos y de la que se habló mucho”, comenta. En las fotografías puede verse como contrasta el traje elegante y a estrenar de los novios con un traje más modesto de sus familiares. “Era una familia que no tenía acceso a ese tipo de lujos, pero era algo que pasaba mucho aquí”, apunta.

Otra de las protagonistas de estas historias es Antonia Cerdán. “Cuando ella murió murieron las tortas típicas de Torremolinos después de varias generaciones”, asegura Díaz. En el ámbito deportivo destaca Ricardo Jiménez quien debutó en el equipo de fútbol sala Pastelería Castillo de Torremolinos antes de dar el salto a El Pozo Murcia y llevar la camiseta de la selección española. Aunque para Joseíllo Díaz, uno de los rincones más especiales es el que, por primera vez, dedica a su padre, Miguel Díaz, quien fuera presidente de la peña flamenca y organizador del primer festival de flamenco de Torremolinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios