Málaga Interior

Policías de paisano contra los excrementos de perros en Ronda

  • El Ayuntamiento ordena controles sorpresa ante el aumento de las deposiciones

Perro paseando por una calle de Ronda. Perro paseando por una calle de Ronda.

Perro paseando por una calle de Ronda. / Javier Flores

Los responsables del Ayuntamiento de Ronda, ante el fracaso de los llamamientos al civismo y las diferentes campañas de concienciación que se han lanzado hacia los propietarios de perros durante los últimos años, ha terminado por agotar su paciencia con este asunto y anunciaron ayer que policías de paisano se encargarán de controlar que los dueños de los canes recojan los excrementos que dejen en las calles durante su paseo por las mismas. En este sentido, la delegada municipal de Seguridad, Francisca González, anunció que el tiempo de las advertencias, a tenor de cómo se encuentra la ciudad en los últimos tiempos, ha terminado.

González explicó que ya se está preparando un operativo de agentes que patrullarán de paisano en los próximos días, sin avisar y por sorpresa en las diferentes barriadas rondeñas, ya que hasta ahora los agentes uniformados ponían en alerta a los dueños de perros con demasiada antelación y era imposible comprobar quién había dejado los excrementos en la calle para poder ser sancionado.

Además, desde las delegaciones de Medio Ambiente y Salud también se han sumado con diferentes mensajes a esta campaña para advertir de que se incrementará a partir de ahora el control para tratar de evitar que diferentes zonas de la ciudad presenten un estado de suciedad creado por las deposiciones sin retirar de la vía pública.

Los vecinos rondeños ya han presentado repetidamente sus quejas por encontrarse los excrementos depositados en la vía pública así como jardines y parques , lo que ha llevado a tomar medidas inmediatas.

Por otro lado, en cuanto al importe de las multas, se apunta a que aquellas que están consideradas como leves, que sería el caso, podrían llegar a emitirse sanciones de hasta 500 euros, mientras la inferior sería de 150 euros, que sería el importe a pagar si alguno de los agentes secretos pillan infraganti que se está cometiendo este comportamiento incívico. Por su parte, la edil de Seguridad no quiso desvelar ni el número de agentes que van a participar en los controles y tampoco la frecuencia o el tiempo que van a durar los mismos, para evitar que esos datos pueda reducir la eficacia del plan previsto o poner alerta a los infractores.

Mientras tanto, los responsables de Salud y Medio Ambiente también anunciaron que se reforzará la campaña mediante la distribución de cartelería para dar a conocer las obligaciones que recoge la ordenanza municipal para los dueños de mascotas, que pueden llegar a suponer sanciones de hasta 30.000 euros. Por ello, en los próximos días se situaran estos carteles en diferentes puntos informativos de la ciudad y también en los centros cívicos de las diferentes barriadas de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios