Málaga Interior

Cinco investigados por dañar un yacimiento en Fuente de Piedra

  • Unas obras de cerramiento y cambio de cultivo a olivar afectan a la Necrópolis Protohistórico de la Noria

El yacimiento prehistórico de Fuente de Piedra. El yacimiento prehistórico de Fuente de Piedra.

El yacimiento prehistórico de Fuente de Piedra.

Agentes pertenecientes al Equipo de Investigación del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Málaga han actuado contra cinco personas, en calidad de investigados, por un delito contra el patrimonio histórico por ocasionar daños en un yacimiento arqueológico en la localidad malagueña de Fuente de Piedra. La investigación, en el marco de la denominada operación Principium, se inició tras tener conocimiento a través de la Delegación Territorial de la Junta de Andalucía de la paralización de unas obras por parte del Ayuntamiento de Fuente Piedra en un Bien de Interés Cultural (BIC) al carecer de la pertinente licencia urbanística.

Los agentes del Seprona, en colaboración con el Servicio de Arqueología de la Delegación de Cultura, determinaron que se habían producido daños como consecuencia de una realización de obras ilegales de cerramiento y cambio de cultivo a olivar en el yacimiento arqueológico denominado Necrópolis Protohistórico de la Noria, según los datos aportados ayer por la Guardia Civil en un comunicado de prensa.

Se trata de uno de los complejos más importantes que atesora la provincia

Así, con la investigación se determinó que dichas obras habían sido llevadas a cabo por cinco vecinos de la localidad que carecían de las correspondientes autorizaciones administrativas, tanto del Ayuntamiento de Fuente de Piedra como de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, actuándose contra los mismos en calidad de investigados por un presunto delito contra el patrimonio histórico.

Este yacimiento es uno de los más importantes de la provincia y está constituido por tumbas de incineración pertenecientes a las fases iniciales de la Edad del Hierro, así como enterramientos del periodo Romano. Asimismo, está inscrito en el Catalogo General de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC) y los daños producidos son irreparables, ya que dicha actuación ha supuesto tanto el deterioro del yacimiento como también la consiguiente pérdida de información histórica, ascendiendo estos daños económicos según un informe elaborado por la Delegación de Cultura del Gobierno andaluz a unos 25.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios