Marbella

El PGOM de Marbella recibe 130 alegaciones "válidas"

Vista aérea de la ciudad de Marbella.

Vista aérea de la ciudad de Marbella. / Mª Jesús Serrano (Marbella)

El Plan General de Ordenación Municipal de Marbella (PGOM), ha recibido tras su aprobación inicial el pasado marzo un total de 130 alegaciones “válidas”, una gran parte de ellas relacionadas con la petición considerar como urbanos suelos rústicos, según ha señalado el director general de Urbanismo, José María Morente.

El responsable municipal ha celebrado el “consenso” que ha conseguido el documento urbanístico de Marbella, lo que ha generado que se hayan presentado “muy pocas alegaciones” frente a las “8.532” que recibió el anterior Plan General diseñado por el arquitecto Manuel González Fustegueras tras un período de exposición pública en 2007 de manera posterior a su aprobación inicial, aunque ha recalcado que no son comparables porque el actual plan se rige por la nueva Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (Lista), que los divide en dos documentos. Cabe recordar que fue anulado por el Tribunal Supremo en 2015.

El nuevo PGOM de Marbella fue aprobado por unanimidad de la Corporación municipal el pasado mes de marzo, y a partir de entonces, el Ayuntamiento de Marbella ha abierto un período de exposición pública que se ha dilatado durante 3 meses y que concluyó el pasado 14 de julio.

Durante el mismo, el documento de planeamiento ha permanecido expuesto en el Palacio de Ferias y Congresos de la localidad, donde han acudido de manera presencial “casi 400 personas”, exactamente “376”, a lo que hay que agregar las consultas que se han realizado por la vía telemática, ha incidido Morente.

En concreto, el directo de Urbanismo ha detallado que se han presentado durante el período de exposición pública un total de “175 alegaciones”, de las que 130 han resultado ser “válidas”, debido a que el resto “son repetidas, se corresponden con el Plan de Ordenación Urbana (POU) y no con el PGOM -que “se guardan”-; o son extemporáneas” o presentadas fuera de plazo, ha referido.

De este modo, Morente ha señalado que las 130 alegaciones válidas que se han presentado al documento urbanístico son “muy variadas”, aunque ha matizado que “un número importante pide que se considere como urbanos suelos que aparecen como rústicos”. En este sentido, ha puntualizado que es “una cuestión legal” que marca la Lista.

En este punto, cabe recordar que el Ayuntamiento reconoció en abril del pasado año 10.157.000 nuevos metros cuadrados como suelo urbano tras la aplicación de la Lista, lo que ha permitido incrementar en un 25% los terrenos clasificados con esta catalogación.

El calendario marca para septiembre la resolución

La delegación de Urbanismo encara durante este mes de agosto la valoración de las alegaciones y su resolución para incorporar aquellas que obtengan el visto bueno técnico y político al PGOM, marcándose en el calendario el mes de “septiembre” para emitir el informe, han indicado Morente, ya que de momento se han centrado en “ordenarlas”.

De manera paralela tendrá lugar la obtención de los informes sectoriales, que según ha apuntado Morente, son “en su conjunto favorables” tras celebrarse el pasado 18 de julio la Comisión de coordinación de la Junta de Andalucía, en la que participaron agentes del Estado, del Gobierno andaluz y de la Diputación de Málaga, ha recalcado. El plazo para cerrar los mismos y dar traslado al Consistorio expiró el pasado viernes, 28 de julio, por lo que “se han emitido y tienen que llegar”.

La Junta deberá emitir el documento ambiental estratégico

Así, tanto las alegaciones como las “correcciones” marcadas en los informes sectoriales de las distintas administraciones públicas se incorporarán a PGOM, que se remitirá a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que ésta emita el “documento ambiental estratégico”. Según ha recordado, el mismo viene determinado por unas “directrices europeas a la horade hacer planes para el impacto ambiental” y la alternativa “más favorable”.

Al hilo de ello, ha incidido en que en el nuevo Plan General de Marbella apuesta por un modelo “ambiental, social y económico más favorable”, con una previsión de crecimiento “por debajo de la Autopista y por encima muy controlado y en casos excepcionales”, así como “llenando los huecos de la ciudad existente”.

Los últimos pasos tras otorgar la Junta el documento ambiental estratégico será la recepción del “informe de Costas (Estado), que ha emitido uno antes de la aprobación inicial, y del Consejo Consultivo de Andalucía para poder proceder el Pleno de la Corporación a la aprobación definitiva del PGOM, que se estima entre marzo y antes del verano de 2024, ha subrayado.

El director de Urbanismo ha puesto en valor la “participación previa” y el “consenso” del documento urbanístico, recordando que el Ayuntamiento de Marbella ha estado recibiendo “2 años propuestas previas, se han realizado muchas encuestas y reuniones”, por lo que es un Plan General “muy consensuado” respecto al modelo de ciudad que propone.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios