Alta cocina

Dani García Restaurante inicia la cuenta atrás a un mes del cierre

  • El chef dirá adiós a su proyecto el 15 de noviembre, un año después de recibir la tercera estrella

  • Ubicado en el Hotel Puente Romano, el establecimiento se convertirá ahora en un asador de carne

El chef malagueño felicita a su equipo tras conseguir la tercera estrella. El chef malagueño felicita a su equipo tras conseguir la tercera estrella.

El chef malagueño felicita a su equipo tras conseguir la tercera estrella. / Daniel Pérez (Efe) (Marbella)

Se acerca el final del sueño. El chef malagueño Dani García cerrará su restaurante en Marbella el próximo 15 de noviembre. Y lo hará justo un año después de recibir el reconocimiento más prestigioso al que podía alcanzar en el mundo de la alta cocina, la tercera estrella Michelin.

La cuenta atrás comienza y desde su propio equipo recuerdan a los clientes que “quedan 26 días y 52 servicios para poner el punto y aparte a una historia que comenzó hace 20 años”. “No se quede sin vivir una experiencia irrepetible”, recomiendan.

La decisión de poner fin a una etapa llena de éxitos aunque también de grandes dosis de sacrificio y trabajo la tomó muy poco después de obtener el tercer reconocimiento en Lisboa. “Toca reflexionar”, dijo y poco después anunció en sus cuentas de Twitter e Instagram el resultado de esa valoración tan trascendental para él y su equipo.

Este próximo 2019 sería la última temporada de Dani García Restaurante. “No hay una segunda primera vez”, dijo el cocinero en un vídeo elaborado para lanzar la noticia. Por eso, consideró, que lo vivido en estos últimos veinte años no es posible que vuelva a repetirse.

Tras atesorar desde el pasado 21 de noviembre la tercera estrella Michelin para su restaurante en el Hotel Puente Romano de Marbella el plan era permanecer tan sólo una temporada con la máxima calificación de la revista francesa.

El único tres estrellas en Andalucía junto a Aponiente

Dani García Restaurante, junto con Aponiente, de Ángel León, han sido los únicos establecimientos andaluces en recibir dicha distinción. De ahí que sus nombres se hayan quedado marcados para siempre en la historia de la gastronomía de la región. Pero era hora, decía el chef malagueño, de emprender nuevos proyectos y así lo ha hecho.

“Han sido días tremendamente bonitos, imposibles de repetir, llega un momento en el que llegas aquí y toca reflexionar porque qué hay más después de esto”, se planteaba el pasado diciembre el marbellí, que recibió hace 18 años en el restaurante rondeño Tragabuches su primera insignia.

"Nos ha costado 20 años llegar aquí, esto no lo volveremos a vivir aunque quisiéramos jugar a tener más tres estrellas en el mundo"

Nos ha costado 20 años llegar aquí, de sufrimiento, de penas, de todo. Lo que hemos hecho no lo vamos a volver a vivir, aunque quisiéramos jugar a tener más tres estrellas en el mundo. Como hemos sufrido y trabajado, eso no se va a volver a repetir, se va a quedar en el corazón y en el recuerdo siempre”, agregaba García a su equipo.

Esta decisión la tenía tomada desde hacía años. “Quiero ser feliz y esta es una de las decisiones que tienes dentro y que es imposible no hacerles caso”, dijo cuando comunicó sus planes de cierre. También señaló que estaba cansado de la alta cocina y que quería “hacer otras cosas”.

El restaurante se convertirá ahora en asador de carne. “Es lo que me apetece hacer ahora mismo, crear un concepto nuevo y dinámico donde lo ibérico tenga mucha presencia así como la carne a la brasa y las diferentes maneras de hacerla”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios