Equipamientos

La empresa gestora del CAC Málaga se postula para seguir al frente del museo

  • Algunas firmas competidoras señalan irregularidades en la baremación del proceso de selección

Colección 'Neighbours', en el CAC Málaga. Colección 'Neighbours', en el CAC Málaga.

Colección 'Neighbours', en el CAC Málaga. / CAC Málaga

A falta de dieciocho días para que expire el contrato en vigor para la gestión del CAC Málaga, la mesa responsable de la selección de la firma que habrá de tomar las riendas del centro para los próximos cinco años ha adelantado este viernes su resolución, según informaron fuentes cercanas al procedimiento. A tenor del informe, la empresa responsable de la gestión del CAC desde su fundación, Gestión Cultural y Comunicación, seguirá al frente del equipamiento, así como de las salas de exposiciones de La Coracha, tal y como figura el nuevo pliego de condiciones. La empresa ha sido hasta hace unos meses propiedad de Fernando Francés, director del CAC desde 2003 hasta su nombramiento como secretario general de Innovación Cultural y Museos de la Junta de Andalucía el pasado mes de febrero.

Entonces, Francés anunció su decisión de vender la empresa y de dejar al frente del CAC a la que ha sido su mano derecha durante todos sus años al frente del museo, Helena Juncosa, nombrada ya en febrero como nueva directora. Eso sí, Francés insistió en que la propuesta presentada por Gestión Cultural y Comunicación seguía adelante en el concurso para el nuevo contrato del CAC y que su equipo manejaba los nombres de tres "referentes de prestigio internacional" para asumir la dirección en el caso de que la propuesta ganara el concurso. Francés confirmó que uno de los nombres es el de Enrique Juncosa, ex director del Museo Reina Sofía y el IVAM de Valencia (y hermano de la actual directora del CAC, Helena Juncosa).

De confirmarse la decisión de la mesa de selección, Gestión Cultural y Comunicación se habría impuesto a las  firmas competidoras que también se presentaron al concurso: La Fábrica, Magma Cultura y una UTE denominada CAC Futuro y Desarrollo. Representantes de estas empresas apuntaron que el proceso de baremación ha registrado algunas irregularidades, especialmente a la hora de ponderar el apartado económico frente a los proyectos expositivos, que podrían haber beneficiado a la actual gestora del CAC. Estas fuentes no descartaron presentar alegaciones al procedimiento en el plazo estipulado. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios