Danza en Málaga

Fernando Hurtado traza el camino para ‘El viaje de Alicia’

  • La Sala Gades acoge este sábado el estreno del nuevo espectáculo de la compañía del bailarín y coreógrafo malagueño

Hurtado da instrucciones a sus bailarines durante un ensayo de 'El viaje de Alicia', este jueves, en la Sala Gades. Hurtado da instrucciones a sus bailarines durante un ensayo de 'El viaje de Alicia', este jueves, en la Sala Gades.

Hurtado da instrucciones a sus bailarines durante un ensayo de 'El viaje de Alicia', este jueves, en la Sala Gades. / Javier Albiñana (Málaga)

Por el enorme caudal de pura imaginación que contiene, la obra maestra de Lewis Carroll, aquel díptico formado por Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo y lo que Alicia encontró allí, ha conocido una ingente cantidad de adaptaciones teatrales, cinematográficas, operísticas y de muy diversa índole. Sólo el bailarín y coreógrafo malagueño Fernando Hurtado se atrevió, sin embargo, a convertir a Alicia en una inmigrante para abordar desde la escena la tragedia de exiliados y refugiados en el siglo XXI, en una proverbial vuelta de tuerca del arquetipo. El viaje de Alicia nació como coproducción con la Fundación Pasos de Panamá, con la que Hurtado colabora habitualmente a través de talleres y propuestas artísticas, y tuvo su estreno en el mismo país americano hace seis años, aunque estaba pendiente su estreno en España. Ahora, gracias a la entrada en juego de Iberescena, El viaje de Alicia verá la luz, convenientemente readaptado, a partir de este sábado en la Sala Gades de Málaga, donde podrá verse con diez funciones hasta el 29 de diciembre. El montaje, dirigido al público familiar y pensado para gustar tanto a pequeños como a mayores, sube a escena nada menos que a 27 personas, de los que la mayor parte son alumnos de los últimos cursos de los Conservatorios Superior y Profesional de Danza, donde se aloja la Sala Gades.

"Asumimos el contenido social de manera natural. Rechazamos todo lo que huela a Walt Disney", afirma Fernando Hurtado sobre su compañía

Ensayos en la Sala Gades. Ensayos en la Sala Gades.

Ensayos en la Sala Gades. / Javier Albiñana (Málaga)

Advierte Hurtado de que el montaje que se estrena ahora “no tiene nada que ver con el que hicimos hace seis años. Casi nada, vaya. La inspiración de Lewis Carroll y poco más. Queríamos contar la historia de alguien que deja su lugar en el mundo para perseguir sus sueños, o una vida mejor, y comprendimos que El viaje de Alicia era el mecanismo perfecto”. Con veinte años de trayectoria, su compañía, emblema de la danza contemporánea en Andalucía y con una proyección internacional (especialmente en América Latina) consolidada, y después de haber dos presentado dos espectáculos (Alguien vendrá a buscarnos y El paraíso de los necios, ambos en el Teatro Echegaray) en el Festival Danza Málaga, Hurtado viste ahora de largo una propuesta para la que no descarta la etiqueta danza-teatro: “Es cierto que el elemento textual es más importante que en otros espectáculos, aunque sólo por la presencia del narrador, que no es otro que el gato de Cheshire, al que interpreto yo. Pero el compromiso con la coreografía no es menor que en anteriores trabajos. En esto, nada ha cambiado”.

El bailarín y coreógrafo malagueño Fernando Hurtado. El bailarín y coreógrafo malagueño Fernando Hurtado.

El bailarín y coreógrafo malagueño Fernando Hurtado. / Javier Albiñana (Málaga)

Con la participación de un bailarín invitado llegado de San Salvador, y una apuesta por la sencillez escenográfica para la proyección del trabajo corporal, Fernando Hurtado reivindica la danza como instrumento para la divulgación de contenidos de carácter social: “Es algo que asumimos de manera natural. Si optamos por Alicia, rechazamos todo lo que pueda oler a Walt Disney. Queremos contar otras cosas, invitar a pensar”. El espejo es, claro, el espectáculo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios