Cultura

Los 'Gordos' de Sánchez Arévalo se presentan cargados de excesos físicos y emocionales

  • El malagueño Antonio de la Torre, que tuvo que engordar 33 kilos para el papel, repite con el director

Tras su paso por la sección Jornadas de autores-Días venecianos del Festival de Venecia, el director Daniel Sánchez Arévalo presentó ayer en Madrid su nuevo largometraje, Gordos, una película que narra cinco historias diferentes sobre "los excesos físicos y emocionales" de personas con sobrepeso.

Ganador de tres goyas por su ópera prima AzulOscuroCasiNegro, Daniel Sánchez Arévalo reconoció que siente haber rodado "muchas películas a la vez" con Gordos.

Y es que Gordos no tiene una sola trama, sino cinco historias en torno a un grupo de terapia que ayuda a personas con sobrepeso a averiguar los problemas y las razones que les han llevado hasta esa gordura.

"Es una película sobre personajes excesivos", admitió Sánchez Arévalo, quien quería dirigir un filme para "llegar al límite y sobrepasarlo sin que hubiera rechazo, es decir, hacer una comedia que fuera más comedia" y aunarlo con un "drama más dramático aún".

Para ello, ha contado con actores como Verónica Sánchez, Teté Delgado o Roberto Enríquez. Entre los veteranos, el director repite con Antonio de la Torre (AzulOscuroCasiNegro), en el papel de Enrique, un modelo homosexual cuya carrera y contrato se ven truncados por su problema de peso.

De la Torre, el único actor elegido antes de la escritura del guión, que además tuvo que engordar 33 kilos para su personaje, confiesa que "tenía muchas ganas de explorar un terreno diferente" con un personaje "muy extremo y muy contradictorio" con lo que la sociedad espera de él y sus propias pretensiones. "Ha sido un reto interpretar a una persona que está constantemente a la defensiva con dureza y hostilidad pero que al final es un niño con falta de cariño", añadió De la Torre.

"No ha sido fácil dirigir a once actores principales", pero con "un buen guión y unas buenas interpretaciones es difícil fracasar", subrayó Sánchez Arévalo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios