Equipamientos

La incertidumbre marca la nueva etapa del CAC Málaga

  • El contrato de gestión vence este martes, justo el día en que se debatirá en el Pleno municipal la legitimidad del último concurso

Exposición de Quico Torné y Gonzalo Rivas inaugurada en el CAC el pasado octubre. Exposición de Quico Torné y Gonzalo Rivas inaugurada en el CAC el pasado octubre.

Exposición de Quico Torné y Gonzalo Rivas inaugurada en el CAC el pasado octubre. / Javier Albiñana (Málaga)

Lo que debía ser un traspaso ordenado y razonable, a la manera de un punto y seguido, se parece más bien a un túnel en el que nadie sabe del todo cómo se saldrá al otro lado. Este martes, 30 de abril, expira el contrato que ha permitido en los últimos años a la empresa Gestión Cultural y Comunicación llevar las riendas de todo lo referente al CAC Málaga y sus actividades. En realidad, la firma es la misma que ha estado al frente del CAC desde la inauguración del equipamiento, en 2003; y es también la misma que ha obtenido una mayor puntuación en el concurso público para el nuevo contrato, que debería activarse mañana pero que a cuenta de los retrasos acumulados y de las sucesivas prórrogas ya improrrogables (valga la redundancia) queda en una situación in albis. Será el Ayuntamiento de Málaga el que asuma la gestión del edificio del CAC mientras el contrato se formaliza definitivamente, porque lo cierto es que aunque la mesa de contratación para el concurso público ha emitido su dictamen la adjudicación tardará aún en formalizarse oficialmente. Además, también este martes se debaten en el Pleno municipal diversos aspectos relativos a la gestión del CAC, entre ellos nada menos que la legitimidad del último concurso a propuesta de la oposición.

La salida de Fernando Francés del CAC Málaga el pasado febrero, cuando se anunció su nombramiento como secretario general de Innovación Cultural y Museos de la Junta de Andalucía, invitaba a presagiar que la resolución sería, cuanto menos, atípica. Tras asegurar que había vendido todas sus participaciones en Gestión Cultural y Comunicación, Francés anunció que delegaba la dirección del CAC en quien había sido su mano derecha durante los tres últimos lustros en el centro, Helena Juncosa, a la vez que confirmaba que la propuesta de la firma para su reválida al frente del museo seguía adelante con el nombre de Enrique Juncosa perfilado como director en el caso de que ganara el concurso. Dos meses después, en el Pleno de este martes se debatirán dos mociones, presentadas por IU Málaga para la Gente y el PSOE, que piden la revocación del concurso y la convocatoria de uno nuevo a tenor de lo que el portavoz de la primera, Eduardo Zorrilla, considera como la “gestión opaca” de Fernando Francés al frente del CAC. Málaga Ahora propone en una tercera moción que el Ayuntamiento realice informes jurídicos sobre las relaciones societarias de Fernando Francés en cualquiera de las sociedades y grupos de empresas con vínculos con la empresa concursante en la gestión del CAC, en las que participe o tenga control efectivo (la portavoz de la formación Ysabel Torralbo, sostiene que corresponde aclarar si la empresa a la que Fernando Francés vendió Gestión Cultural y Comunicación es propiedad o no del propio Francés); e insta a la Junta a que investigue las “incompatibilidades” de Fernando Francés con su cargo actual en el Gobierno andaluz y facilite los informes jurídicos elaborados sobre las vinculaciones societarias y grupos de empresas en los que ostente alguna participación.

El Pleno aprobará este martes, previsiblemente, la continuidad del restaurante anexo

Otro punto de la moción presentada por Málaga Ahora propone la búsqueda de una fórmula legal para la continuidad del restaurante anexo al CAC mientras se resuelve la adjudicación. La concejal de Cultura, Gemma del Corral, explicó a este periódico al respecto que en una reunión con los técnicos celebrada este lunes se ha encontrado una solución jurídica que permitiría al restaurante seguir abierto hasta que se convoque el nuevo concurso público para la titularidad del establecimiento, con la adjudicataria ya al frente del CAC. La medida se incluirá en la moción de Málaga Ahora “y previsiblemente será aprobada por todos los partidos”. Distinta es la situación de la librería, cuya titularidad está vinculada al propio contrato del CAC; Del Corral explicó que la solución para el restaurante “sí era más urgente, ya que el cierre dejaba en la calle a 17 trabajadores, mientras que la librería dispone de otras sedes para su personal mientras se adjudica el contrato”.

Respecto al futuro inmediato, dado el plazo previsto para que Gestión Cultural y Comunicación presente la documentación requerida a la mesa de contratación (con la aprobación definitiva prevista para la Junta de Gobierno Local del 10 de mayo), y el posterior periodo de alegaciones (que, según informaron otras firmas concursantes que han denunciado irregularidades, se harán efectivas), el contrato no se formalizará hasta después del 25 de mayo. Para este tiempo, el Ayuntamiento tiene previsto desarrollar actividades en el museo (“nunca como Centro de Arte Contemporáneo, sino como Ayuntamiento de Málaga”, matiza Del Corral) como una exposición cuyo contenido se dará a conocer en los próximos días y un programa especial para la Noche en Blanco con la colaboración de varios gestores de la ciudad. Aunque el camino parece bien trazado, lo que suceda después, dadas las mociones y alegaciones pertinentes, podría bien ser bien distinto. O no serlo en absoluto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios