Cine

Premios Goya en Málaga: La polémica fiesta sin invitados del cine español

  • El descontento entre académicos y nominados por la decisión de la Academia de Cine de hacer una gala telemática en Málaga crece mientras otros certámenes apuestan ya por modelos más participativos

Antonio Banderas, María Casado y Mariano Barroso, en la presentación de gala celebrada el pasado día 2. Antonio Banderas, María Casado y Mariano Barroso, en la presentación de gala celebrada el pasado día 2.

Antonio Banderas, María Casado y Mariano Barroso, en la presentación de gala celebrada el pasado día 2. / Efe (Madrid)

El Teatro Coliseum de Madrid acogerá el próximo martes la nueva gala de los Premios Feroz, que organiza la  Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) y que cada año cumple con su papel de antesala prometedora de los Goya. En un comunicado enviado hace unos días, la asociación confirmaba que "las grandes estrellas de las series y el cine español se reunirán, un año más, en la gala de los Premios Feroz", a la que acudirán los nominados en las distintas categorías de cine y televisión además de un buen puñado de artistas invitados. Estas "grandes estrellas" desfilarán por la alfombra instalada en el Hotel VP Plaza España Design y desde allí se trasladarán al citado teatro, ubicado en la Gran Vía. Respecto a los artistas nominados, la organización garantiza la presencia de Mario Casas, Candela Peña, Eduard Fernández, Raúl Arévalo, Álex García, Verónica Echegui, los Javis, Javier Cámara, Megan Montaner, Macarena Gómez, Carmen Machi, Juan Diego Botto, Daniela Santiago, Nathalie Poza, Paula Usero y Natalia de Molina, entre otros. Y, en cuanto a los invitados confirmados para la gala, figuran  Paco León, Loles León, Abril Zamora, Milena Smit, Nicolás Coronado, Jorge Sanz, Melani Olivares, Esty Quesada y Samantha Hudson. La gala, para la que se garantizan todas las medidas sanitarias de protección contra el coronavirus, y que presentará la actriz Pilar Castro, se retransmitirá en directo por el canal de Youtube de los Premios Feroz. Especialmente reveladoras fueron las palabras de la presidenta de AICE, María Guerra, a la hora de justificar la decisión de celebrar la gala con carácter presencial: "Evidentemente no vamos a negar el batacazo moral y económico que ha supuesto la Covid-19. Sin embargo, nos proponemos hacer una ceremonia que huya de lo lacrimógeno. Vamos a celebrar las agallas de la industria audiovisual española".

Antonio Banderas y María Casado, en la presentación de la gala. Antonio Banderas y María Casado, en la presentación de la gala.

Antonio Banderas y María Casado, en la presentación de la gala. / Efe

La confirmación de que la gala de los Premios Feroz contará con tan nutrido ramillete de rostros populares del cine español ha venido a ahondar en el descontento entre no pocos académicos y nominados respecto al formato telemático por el que se ha decantado la Academia del Cine Español para celebrar la gala de los Goya que acogerá el Teatro del Soho Caixabank de Málaga el próximo sábado, 6 de marzo. No es un desacuerdo marginal, sino una creciente posición contraria no sólo a la opción virtual, sino al resto de decisiones implicadas, como la de prescindir de nominados y académicos con tal de garantizar las medidas sanitarias y, al mismo tiempo, extender la alfombra roja en el Hotel Miramar para los presentadores y directores (Antonio Banderas y María Casado), los cantantes que intervendrán en directo durante la gala (de los que hasta el momento sólo hay dos confirmados, Aitana y Vanesa Martín) y los entregadores, cuya identidad, por ahora, se desconoce. Tal y como informaron a este periódico fuentes de la misma Academia de Cine, el descontento de algunos académicos tiene que ver no sólo con su ausencia, sino, tal y como reza una misiva enviada por varios titulares críticos al presidente de la Academia, Mariano Barroso, con la emisión de "señales contradictorias": si se trata de insistir en que la cultura es segura, una gala sin público no parece lo más oportuno. Por no hablar del hecho de que los académicos son los que sostienen económicamente una gala de la que, de entrada, han sido excluidos sin más soluciones.

La Academia de Hollywood acaba de anunciar su decisión de celebrar la gala de los Oscars en distintas sedes, tal y como barajó en un principio la Academia del Cine Español

Varios nominados, según las mismas fuentes, han mostrado también su desacuerdo con el modelo adoptado. En virtud del mismo, los aspirantes comparecerán en la gala desde sus casas y los ganadores de cada premio brindarán sus palabras de agradecimiento en iguales condiciones, con lo que tendrán que esperar unos días antes de recibir el trofeo. En un encuentro virtual en el que desde la Academia explicaron a los distintos nominados el protocolo a seguir (incluida la recomendación de comparecer con indumentaria de etiqueta, aunque lo hagan desde sus casas), no pocos manifestaron su desacuerdo. Algunos plantearon incluso la posibilidad de comparecer únicamente en la alfombra roja, sin trasladarse luego al Teatro del Soho, pero la respuesta de la Academia fue tajante: la decisión asumida por la Junta directiva el pasado 1 de febrero cerraba la opción a cualquier tipo de intervención para nominados y académicos y dirigía todos los esfuerzos a la emisión televisiva de la gala. "La gala de los Goya es, esencialmente, dos cosas: un encuentro festivo de los compañeros del cine español y un programa televisivo. Este año no vamos a poder tener lo primero, pero sí lo segundo. Es más, este año tenemos aún más conciencia y más voluntad de dirigirnos a nuestro público. Queremos reencontrarnos con los espectadores y demostrar que somos capaces de sobreponernos a penas tan duras como la de este año", apuntó Mariano Barroso al respecto. Eso sí, tanto los cinco directores responsables de los títulos nominados al Goya a la mejor película (Icíar Bollaín, Cesc Gay, Salvador Calvo, David Pérez Sañudo y Pilar Palomero), como la ganadora del Goya de Honor, Ángela Molina; como los propios Antonio Banderas y María Casado han respaldado la decisión de la Academia de Cine.

Foto de familia de los ganadores de la pasada edición de los Premios Goya, celebrada en Málaga. Foto de familia de los ganadores de la pasada edición de los Premios Goya, celebrada en Málaga.

Foto de familia de los ganadores de la pasada edición de los Premios Goya, celebrada en Málaga. / Marilú Báez

Las intervenciones domésticas de los nominados ha permitido a la misma institución referirse al encuentro del Teatro del Soho como una gala "híbrida". Sin embargo, la intención inicial era darle más contenido a esta intención con desconexiones territoriales y la posibilidad de emplear más de una sede para la entrega de premios, lo que habría facilitado la presencia de académicos y nominados. Incluso se habló de Valencia como lugar garantizado para una de estas desconexiones en el contexto del homenaje que se realizará a Luis García Berlanga con motivo de su centenario, si bien, finalmente, este despliegue no tendrá lugar. Ya el pasado 2 de febrero Mariano Barroso apuntó que "dado que no vamos a contar con público presencial, no tiene sentido hacer la inversión que requeriría esta desconexión". Pero donde sí se ha apostado por este formato es en la Academia de Hollywood, quien anunció el pasado jueves que celebrará la próxima gala de los Oscars en diversas sedes: "Para crear el show presencial que nuestra audiencia global quiere ver, adaptando a la vez los requisitos por la pandemia, la ceremonia se retransmitirá en directo desde múltiples lugares, incluido el emblemático Dolby Theatre de Los Ángeles", afirmaron desde la Academia en un comunicado. Con público presencial o sin él, tal vez ha perdido aquí la Academia de Cine una posibilidad pionera.

En cualquier caso, aunque sea sin invitados presenciales, la 35 gala de los Goya tendrá lugar el próximo sábado en el Teatro del Soho Caixabank de Málaga. Por más que Antonio Banderas haya negociado con RTVE la posibilidad de adelantar la hora del encuentro, tal y como era su intención, finalmente la lógica televisiva ha impuesto su criterio y la cita empezará, como siempre, a las 22:00. Habrá que ver entonces si la gala más corta, más solemne, más emocionante, "con menos humor y más cine", tal y como apuntó Banderas, llega a feliz término. Convendrá cruzar los dedos para que así sea.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios