Teatro Cánovas

La casa de la imaginación

  • El Teatro Cánovas abre el próximo 16 de octubre una temporada que vuelve a centrar su atención en la escena familiar, con algunos de los grandes referentes nacionales

  • La sala se adapta a las exigencias del coronavirus y llevará funciones a las aulas

Elisa Ramos, de La Maquiné, en 'Acróbata y Arlequín'. Elisa Ramos, de La Maquiné, en 'Acróbata y Arlequín'.

Elisa Ramos, de La Maquiné, en 'Acróbata y Arlequín'. / M. H.

Una vez consumada la vuelta al cole, con todas las incertidumbres y los dedos cruzados, queda la evidencia de que las familias merecen y necesitan compartir momentos de ocio. En este sentido, desde que decidiera dirigir sus propuestas al público infantil y juvenil como primer objetivo, el Teatro Cánovas se ha convertido en uno de los centros de referencia a la hora de convertir ese ocio familiar en experiencias artísticas de largo alcance, en un abanico que abarca desde el teatro para bebés hasta la investigación escénica más singular y ambiciosa. Ahora, el Cánovas vuelve, y seguramente con más urgencia y oportunidad que nunca: el Estado de Alarma obligó a su clausura en marzo y privó a la agenda cultural de Málaga de su aportación, pero este prolongado paréntesis ha permitido al espacio que dirige Antonio Navajas adaptarse a las exigencias de la pandemia con conocimiento de causa: los espectadores encontrarán aforos reducidos y ajustados a la normativa, así como la aplicación de todas las medidas sanitarias exigidas. Para el Cánovas, donde las funciones para públicos limitados y las representaciones dramáticas (la proximidad es, de hecho, una de sus principales señas de identidad) a muy corta distancia son argumentos habituales, el nuevo panorama constituye un reto seguramente mayor que en otros teatros, hasta el punto de que el teatro se ha visto obligado a modificar en parte su filosofía pero sin renunciar un ápice a la identidad construida en los últimos años. Así que, muy a pesar de los estragos que la epidemia está dejando en el sector cultural, el equipamiento de El Ejido abrirá su nueva temporada el próximo 16 de octubre con algunos de los principales referentes nacionales del teatro familiar, sin olvidar la escena local y con algunas novedades jugosas. Todo bajo la premisa de que el teatro, en un contexto de clara adversidad, es capaz de sanar heridas.

'Lù', de la compañía de danza Maduixa. 'Lù', de la compañía de danza Maduixa.

'Lù', de la compañía de danza Maduixa. / Jordi Pla

'Óscar, el niño dormido', de El Espejo Negro. 'Óscar, el niño dormido', de El Espejo Negro.

'Óscar, el niño dormido', de El Espejo Negro. / M. H.

Abrirá de hecho la temporada del 16 al 18 de octubre una compañía malagueña que, eso sí, figura entre los ases recurrentes del teatro infantil a nivel nacional: Petit Teatro, o, lo que es lo mismo, Monti Cruz y Susana Fernández, celebrarán el estreno absoluto de su nueva obra, La Panda Pirata, con títeres, aventuras y mucha imaginación servida desde el escenario. La imaginación es, de hecho, la consigna general de la nueva temporada del Cánovas: merece mucho la pena prestar atención a propuestas como Úniko, de Teatro Paraíso (24 y 25 de octubre, bajo la dirección del inefable Iñaki Rekarte), El misterioso caso de Houdini y la habitación cerrada de Nacho Diago y La Luna (31 de octubre y 1 de noviembre),  de la compañía de danza Maduixa (7 de noviembre, montaje ganador del premio al mejor espectáculo en la última edición de Fetén) y Mi pequeña de Marie de Jongh Teatroa (21 y 22 de noviembre). Si el Cánovas es estación de paso habitual en Málaga de las compañías andaluzas más importantes, esta temporada no faltarán La Maquiné, que tras el éxito de la gala de los Max celebrada en el Teatro Cervantes (en la que se hicieron cargo de la dirección artística) volverán al escenario de El Ejido el 14 y 15 de noviembre con el alucinante Acróbata y Arlequín, inspirado en las obras circenses de Picasso; Laví E Bel, con el musical de Emilio Goyanes Año Zero (28 y 29 de noviembre); ni Vaivén, con su Esencial (16 y 17 de enero). Otras propuestas de altura llegarán con Lasal Teatro y su Lar (30 y 31 de enero), Teatrasmagoria con La leyenda de Sleepy Hollow (6 y 7 de febrero), Crusoe de Markeliñe (20 y 21 de febrero), Luna de Arena en los Bolsillos (27 y 28 de febrero), Globe Story de El Perro Azul (13 y 14 de marzo), La casa más pequeña de Yarkelu Teatro (20 y 21 de marzo), Hansel y Gretel de Borobil Teatro (10 y 11 de abril) y la premiada Conservando memoria de El Patio Teatro (15 y 16 de mayo), sólo por citar a algunas. Teatro, comedia, títeres, circo, danza, música, objetos, sombras, magia y todos los ingredientes susceptibles de subir a escena tienen aquí su hueco garantizado. 

'Luna', de Arena en los Bolsillos. 'Luna', de Arena en los Bolsillos.

'Luna', de Arena en los Bolsillos. / M. H.

Pero muchas de las funciones más atractivas llegarán de la mano de compañías malagueñas. Algunas, como la citada Petit Teatro, presentan estrenos absolutos, aunque otras han optado por volver al Cánovas con algunos de sus títulos más destacados. Es el caso de Rolabola, que comparecerá con su Rock Cirk el 12 y 13 de diciembre y de El Espejo Negro, que hará lo propio con Óscar, el niño dormido el 26 y 27 del mismo mes. Antes, los días 19 y 20, la Compañía de Danza de Fernando Hurtado presentará Caperucita Today (y déjate de cuentos); y el 13 y 14 de enero llegará el turno de Acuario Teatro con Un viaje de fábula, la creación de Diego Guzmán que recrea el episodio bíblico del Arca de Noé. Ya en abril, los días 24 y 25, llegará el estreno absoluto de la última producción de Índigo Teatro, Viaje al planeta de todo es posible, con la dirección de Celia Almohalla y Conchi Conejero. Las funciones didácticas para centros docentes quedan en manos malagueñas con Pata Teatro (Debajo del tejado), El Aedo Teatro (Otelo #enlared), David Segura (La psicología del color) y, de nuevo, Acuario Teatro con Un viaje de fábula

La programación incluye a compañías malagueñas como El Espejo Negro, Rolabola, Fernando Hurtado, Petit Teatro e Índigo Teatro

Sin programación de momento anunciada para la Sala Gades ni para el Espacio B, reservados respectivamente a la danza y la creación independiente, el Teatro Cánovas propone como novedad llevar las funciones a los centros educativos para facilitar el acceso al público infantil y juvenil en una coyuntura ciertamente delicada al respecto. Así, las Compañías de LaPili (Sin olvido Mi Sol), Antonio Zafra (Oye escucha) y La Perrera (Los orígenes del teatro y Cuentos para tu cole), visitarán las aulas con propuestas dirigidas respectivamente a Educación Secundaria, Ciclos Formativos de Integración Social y Primaria, Infantil, Secundaria y Bachillerato. El Cánovas insiste, así, en hacer del teatro una cuestión de todos y para todos. Y en darle al público, al fin, lo que es suyo.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios