Teatro en Málaga

Lope de Vega ama el 'show business'

  • La compañía malagueña Jóvenes Clásicos participa en el Escena Theatre Festival de Los Ángeles con el musical ‘Canciones de Olmedo’ y la colaboración del Teatro del Soho

El equipo artístico de ‘Canciones de Olmedo’, al completo, en el Conservatorio Gonzalo Martín Tenllado, donde tienen lugar los ensayos. El equipo artístico de ‘Canciones de Olmedo’, al completo, en el Conservatorio Gonzalo Martín Tenllado, donde tienen lugar los ensayos.

El equipo artístico de ‘Canciones de Olmedo’, al completo, en el Conservatorio Gonzalo Martín Tenllado, donde tienen lugar los ensayos. / Marilú Báez (Málaga)

Por más que cueste suscribir aquello de que no hay mal que por bien no venga, cabe admitir, al menos, que la pandemia del coronavirus abre de manera virtual oportunidades que de otra forma continuarían cerradas. La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) celebró hace dos años la primera edición del Los Angeles Festival of Hispanic Classical Theatre, un festival de teatro clásico dirigido con especial atención a popularizar los grandes títulos del Siglo de Oro español entre el público estadounidense. Aquel primer envite del que pasó a conocerse como el LA Escena Theatre Festival se fraguó en su mayor parte con compañías de EEUU y México y gozó ya de una amplia aceptación a la espera de un previsible crecimiento en las siguientes citas. Dado el carácter bienal del festival, correspondía celebrar la segunda edición en este 2020; y ante las dificultades impuestas por el Covid, la organización optó por una programación estrictamente virtual, lo que, paradójicamente, facilitaba la participación de compañías españolas, cuestión que había quedado pendiente en la primera edición. La compañía malagueña Jóvenes Clásicos se dio por aludida y presentó a la convocatoria abierta por el festival Canciones de Olmedo, un proyecto que llevaba al formato propio del teatro musical nada menos que El caballero de Olmedo de Lope de Vega. Dicho y hecho: el LA Escena dio el sí y Jóvenes Clásicos es una de las tres compañías españolas que participan en la segunda edición del certamen con un inminente estreno virtual que cuenta ya sus últimos ensayos.

Ensayo de un número musical, con Nacho Doña al piano. Ensayo de un número musical, con Nacho Doña al piano.

Ensayo de un número musical, con Nacho Doña al piano. / Marilú Báez (Málaga)

Canciones de Olmedo nace de la intuición del actor malagueño José Carlos Cuevas, impulsor esencial de Jóvenes Clásicos que protagonizó el histórico montaje de El caballero de Olmedo que dirigió Lluís Pasqual para la Compañía Nacional de Teatro Clásico. A la hora de trasladar a Lope a las hechuras más propias de Broadway, Cuevas encontró un aliado esencial en el músico y profesor Nacho Doña, quien con su compañía Nuevo Teatro Musical ha facturado en los últimos años un buen puñado de espectáculos musicales desde Málaga con gran éxito. Cuevas y Doña tenían claro que el proyecto merecía un elenco con los mejores intérpretes del teatro musical de la ciudad, así que se pusieron manos a la obra y el pasado verano cerraron un reparto integrado por Virginia Nölting, Pape Labraca, Teresa Alba, Fran González, Javier Cereto, Ana Saavedra y José Pastor. Lorena Roncero se incorporó como autora de las coreografías, Isabel Alba como diseñadora de vestuario, Pablo Lomba como diseñador de iluminación y Miryam Madueño como autora del cartel. Con el equipo ya completado, faltaba un escenario en el que poder grabar la función para su emisión en streaming dentro del festival: y es aquí donde entró en juego el Teatro del Soho Caixabank, que, con Antonio Banderas a la cabeza, mostró su interés en el proyecto dadas las oportunidades para la promoción del talento malagueño en conexión artística con Los Ángeles. Así, Canciones de Olmedo tendrá su estreno absoluto el próximo martes 27 en el Teatro del Soho, en una función sin público que podrá verse durante el mes de noviembre en streaming a través de la página web del festival. Tanto Nacho Doña como José Carlos Cuevas confían, eso sí, en que el montaje pueda representarse posteriormente ante el público. El proyecto bien lo valdría.

Nacho Doña recurre al blues, el jazz y el tango para llevar los versos de Lope a la partitura

Ana Saavedra y José Pastor. Ana Saavedra y José Pastor.

Ana Saavedra y José Pastor. / Marilú Báez (Málaga)

El espectáculo lleva El caballero de Olmedo a un club de jazz, donde las cuestiones sobre la fatalidad del destino adquieren matices harto reveladores. Nacho Doña ha creado una partitura que incorpora registros del jazz, el blues y el tango, entre otros géneros, de manera harto fiel a los versos de Lope: “Me encontré con que los textos tenían una musicalidad muy acentuada, así que prácticamente no ha habido que modificarlos. Se puede decir que ese trabajo ya venía hecho”, explica. José Carlos Cuevas, director del espectáculo, apunta: “Canciones de Olmedo es una reminiscencia del aroma que emana de los versos de Lope. Un canto melancólico al amor y al desamor”. Preguntados ambos si habría un filón en la adopción del Siglo de Oro desde el teatro musical, responden al unísono: “¡Claro!” Que cunda, pues.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios