Análisis

helena arriaza

En la élite de la ficción

Netflix ha dado con la tecla. En España la oferta de ficción para un público adolescente era escasa por no decir nula. En especial en las cadenas en abierto, donde los jóvenes son los grandes olvidados desde hace muchos años. Pero el año pasado llegó Élite a la plataforma de pago y demostró que se podían hacer series para el público que ronda la mayoría de edad. La serie, que estrenará su segunda temporada el próximo 6 de septiembre, es como el Compañeros, el Al salir de clase o el Física o Química de la actualidad. Y ha cosechado un éxito inimaginable, convirtiéndose en una de las más vistas y comentadas de nuestro país.

La serie es simple y compleja al mismo tiempo, se puede ver desde los dos puntos de vista. Es decir, por un lado se trata de una ficción sencilla en la que un grupo de alumnos de un instituto vive amores, desamores, amistades y conflictos familiares. Muchos de ellos extrapolables a la realidad y con los que los jóvenes se pueden sentir identificados. Quien quiera puede quedarse ahí y limitarse a disfrutar de estas historias. Pero la serie va más allá. En ella se tratan temas como la desigualdad social, la droga, el sida, la homosexualidad, la convivencia compleja de diferentes razas, la competencia entre alumnos de una misma clase o lo peligrosas que pueden llegar a ser las nuevas tecnologías. Por eso, pese a ser una serie pensada para un público joven, pueden disfrutar de ellas espectadores de más edad que comprenderán cómo es la vida de los adolescentes de la actualidad. A esto hay que añadir que el hilo conductor de la primera temporada es un asesinato. Algo que da un valor añadido a la serie al aportarle un toque de intriga que mantiene enganchada a la audiencia.

A esto hay que sumar el buen trabajo de la mayoría de los jóvenes actores, que han visto en Élite la oportunidad de demostrar que las nuevas generaciones de intérpretes de nuestro país pisan fuerte. Miguel Bernardeau, María Pedraza, Jaime Lorente o Mina El Hammani son algunos de ellos. Actores que se han convertido en algunos de los españoles con más seguidores en sus redes sociales y en consecuencia en personas muy influyentes para los jóvenes. Ahora solo queda esperar dos semanas para disfrutar de los nuevos episodios de Élite. Una serie cuyo mayor éxito ha sido adaptarse a los nuevos tiempos. Tanto desde el punto de vista de las nuevas formas de consumo de televisión, como desde el de dirigirse a un público en el que había una falta de oferta que no tenía sentido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios