Político en cien días

Spoiler

El manual es de primero de Políticas, él lleva más años que nadie y más sabe el diablo por viejo que por diablo

Si hay un tema al que el profesor Shamelles le da importancia en su tratado, ese es el relevo dentro de los partidos y las instituciones que gobiernan. Shamelles, desarrolla su exposición de forma analítica, siguiendo un proceso de decisión en estructura arbórea similar al esquema binario de toma de decisiones que sigue un ordenador. De este modo, empieza por diferenciar entre que el relevo se produzca en el partido o en una institución, para continuar distinguiendo los casos en los no se gobierna de los que sí, y en estos, aquellos en los que se tiene un claro candidato de esos otros en los que el relevo es un misterio insondable.

Para los casos en los que se da este escenario, relevo en la candidatura al gobierno de una institución para la que no se tiene un candidato claro, el profesor es taxativo: "mientras que el miembro del partido que ocupa el poder tenga tirón, deberá ser él quien encabece la candidatura y asegure el mejor resultado posible". En ningún caso será un segundón de resultado incierto. Otra cosa será lo que ocurra a partir del día siguiente a las elecciones, momento en el que se pondrá en marcha el verdadero proceso de relevo. Elegido quien pueda sustituirlo a mitad de corporación, se implementará un proceso de lanzamiento de su imagen pública que deberá verse potenciada por su participación en cada vez más actos y decisiones, con el objeto de que termine percibiéndose como el relevo natural. En mandatos públicos como los españoles, este proceso debe durar entre uno y no más de dos años. Tiempo en el que el candidato saliente empezará a manifestar signos de un cansancio vital que hacen inevitable su relevo. De este modo, tras haber concurrido con las mejores cartas a la primera contienda electoral, el relevo tendrá la posibilidad de construir durante dos años en el gobierno su imagen como cabeza de cartel.

Que don Francisco de la Torre diga que se está pensando si se presenta una vez más a la Alcaldía, su mujer, que "teme que se vuelva a presentar" y que él le conteste que tiene "toda su gratitud por su respeto y colaboración" está genial en un escenario político con menos interés que una serie turca. Pero mucho me equivocaré si no lo vuelve a hacer. El manual es de primero de Políticas, él lleva más años que nadie y más sabe el diablo por viejo que por diablo. Sería una terrible decepción que no realizara su última obra y su señora le respeta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios