El PP da por sentado que continuará al frente del Ayuntamiento de Málaga así que más allá del pacto entre el partido y el candidato para la configuración de la lista, que por resolver la gran cuestión de quién ejercería la parcela fundamental de gobierno: el área de Urbanismo. A Francisco de la Torre le encanta el perfil técnico, desconfía de los políticos. En teoría cumple el requisito para la función Penélope Gómez Jiménez, doctora ingeniera de Caminos, Canales y Puertos y que era la asesora del alcalde para los proyectos de obras públicas. Es decir, ha trabajado con ella los últimos años y cuenta con la formación adecuada. Que vaya en el puesto 10 no implica nada. Pero también la presidenta del PP malagueño, Patricia Navarro, quiere a una persona de su confianza en ese cargo fundamental. De ahí que resulte sospechoso que Carmen Casero regrese al Ayuntamiento de Málaga después de ocupar las dos últimas legislaturas el puesto de delegada de Fomento, cartera de la que, por ejemplo, dependía el Metro. Navarro se salió con la suya al situar de en la lista a Elisa Pérez de Siles. A cambio, De la Torre tiró de personas independientes antes que de militantes para varios puestos de salida. Si el PP sigue en el poder se verá si hay pacto otra vez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios