Sería bueno que nuestros dirigentes continúen después de las elecciones mostrando tantísimo interés por respetar nuestro medio ambiente como en esta precampaña. Más allá de Doñana, la situación de sequía comienza a ser dramática. Y no sólo por los 35.000 empleos que destruye en Andalucía la falta de lluvia, como señala BBVA. La capacidad de embalse de los pantanos andaluces se encuentra hoy al 29,4%, y en algún que otro caso, a la mitad. Lo peor es que no se esperen lluvias para estas semanas. Y este dato que de entrada amenaza la producción agrícola y ganadera, también podría afectar al consumo urbano.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios