El balcón

Seamos serios

PSOE y PP disputan sobre sendos viajes a Bruselas de Susana Díaz y Juanma Moreno. Una guerra de propagandas

Hay una crisis de Estado de mil demonios y los dos principales partidos de Andalucía juegan a las casitas. La presidenta ha pedido en las últimas semanas un amplio acuerdo sobre financiación autonómica, ha propuesto el debate semestral sobre el Estado de la Comunidad y ha anunciado un viaje a Bruselas. Y al presidente del PP andaluz le ha faltado tiempo para anunciar que él también va a Bruselas. Sostiene Moreno que su objetivo es averiguar por qué Andalucía no converge con España ni Europa.

Pero no hace falta que vaya tan lejos, ni que se vea con interlocutores de andar por casa. Para que no se notara la improvisación el jefe del PP ha anunciado que tiene apalabradas reuniones con el comisario y ex ministro Arias Cañete, titular de Energía y Acción por el Clima, y con el presidente del Parlamento Europeo, Tajani. Dos señores importantes, destacados dirigentes del Partido Popular Europeo, que reciben por cortesía a todos los correligionarios necesitados de una foto y una breve conversación. Ninguno va a sacar de dudas al novel presidente de los populares andaluces.

Para no dejarlo mal en solitario, el portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, se ha picado. Y ha salido en twitter enseguida para decir: "Anuncia Susana Díaz que va a Bruselas y en un alarde de originalidad Moreno Bonilla va a... ¡Bruselas!" Un juego de niños, en plena crisis de Estado. Lo cierto es que la presidenta tampoco tiene nada cerrado, salvo que verá a Pierre Moscovici, comisario socialista encargado de los Asuntos económicos, financieros y fiscales, que naturalmente también recibe por cortesía a correligionarios necesitados de una foto. El político francés estuvo en junio en Sevilla, en una cita que cerró cuando pensaba que Díaz iba a ganar las primarias del PSOE: acabaron hablando de fondos europeos, que él no lleva... Propaganda.

La cuestión en la que pone el acento el PP no es baladí: Andalucía no converge con España y con Europa lo hizo gracias a la ampliación al Este. En 1982 el PIB per cápita regional era el 75,4% de la media española. Después ha oscilado: 76,4% en 1987; 73,2% en 98; 77,7% en 2005 y 73,2% el año pasado. Bien harían nuestros políticos en aprovechar el debate sobre el Estado de la Comunidad de la semana próxima para plantear cómo reconducir la economía regional, en vez de organizar carreras de sacos por los pasillos de la Comisión y el Parlamento en Bruselas. Por ejemplo, podrían encargar una auditoría sobre cómo y dónde se han gastado los fondos europeos en los últimos 30 años. Son tiempos para gente seria.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios