Pacto salarial

Editorial

El pacto firmado por la CEOE y los sindicatos es un marco de referencia que las empresas y los sectores tendrán que adaptar a su realidad económica

11 de mayo 2023 - 00:00

La concertación es un bien en sí misma porque ordena las relaciones entre los agentes sociales y aleja el fantasma de la conflictividad en las empresas y en las calles, algo que hay que valorar en contextos complicados desde el punto de vista económico y político como es el actual. En este sentido, el pacto salarial firmado ayer por la patronal y las dos principales centrales sindicales del país llega en un momento oportuno. El acuerdo tiene como objetivo corregir, al menos en parte, la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los trabajadores por el crecimiento desbocado de la inflación, que se ha producido por factores como las consecuencias de la pandemia o la prolongación de la guerra de Ucrania. La CEOE y los sindicatos CCOO y UGT han hecho un esfuerzo de realismo y de pragmatismo con un acuerdo que aporta certidumbre a la negociación colectiva y que amortiguará tensiones sociales. El Gobierno, como corresponde a una negociación de este tipo, ha quedado al margen por lo que no se lo podrá apuntar como una baza electoral. Pero sería poco realista pensar que un acuerdo de estas características constituye un marco obligado al que deben plegarse todos los convenios colectivos que se negocien en los próximos tres años. Es un ámbito de referencia que cada empresa y cada sector tendrán que adaptar a su propia situación económica y a sus planes de estratégicos. Analizarlo de otra forma sería caer una política maximalista alejada de la realidad que terminaría perjudicando la viabilidad de las empresas y los intereses de los trabajadores. Es importante, en cualquier caso, que España cuente con un acuerdo de estas características. El pacto demuestra que, en medio de un ruido político cada vez más ensordecedor, cuando hay voluntad de negociación es posible sentarse en una mesa y avanzar en soluciones. Los empresarios y los sindicatos han estado, en esta ocasión, a la altura de las circunstancias.

stats