Tribunales

Absuelven al exalcalde de Villanueva de la Concepción de un delito de cohecho

  • Ernesto Silva fue detenido en 2010 en el llamado caso Cátedra, causa en la que sí han sido condenados los otros dos procesados, un profesor de Derecho de la UMA y un abogado

Imagen de archivo de uno de los registros en el caso Cátedra. Imagen de archivo de uno de los registros en el caso Cátedra.

Imagen de archivo de uno de los registros en el caso Cátedra. / M. H.

Ernesto Silva, exalcalde de Villanueva de la Concepción ha sido absuelto del delito de cohecho del que era acusado en el denominado caso 'Cátedra', causa en la que sí han sido condenados otros dos procesados por un delito de tráfico de influencias y uno de ellos por otro de falsedad en documento oficial.

Este caso comenzó en 2010 y en ese momento fueron detenidos Ernesto Silva, un profesor de la Universidad de Málaga y un abogado en relación con una investigación relacionada con el urbanismo. El exregidor siempre mantuvo su inocencia y negó todos los hechos por los que fue acusado.

Ahora, la Sección Segunda de la Audiencia de Málaga lo absuelve y considera que no está acreditado que el entonces alcalde tuviera constancia de la actuación que los otros dos acusados respecto a una tercera persona a la que propusieron conseguir a cambio de dinero la legalización de una obra sobre la que el Ayuntamiento había abierto expediente.

En este sentido, la sentencia, que no es firme, señala que "no se acredita la recepción, solicitud o aceptación del ofrecimiento por parte del acusado Ernesto Silva, como alcalde de Villanueva de la Concepción" para realizar un hecho consistente en legalizar la situación administrativa de las obras que ese tercero realizó sin contar con la preceptiva licencia.

La sentencia sí considera probado que los otros dos acusados, uno en el ejercicio de sus funciones como abogado y el otro en calidad de asesor jurídico -aunque también era profesor de Derecho en la UMA-, se ofrecieron en 2009 a una tercera persona para solucionar ese problema urbanístico que tenía "a cambio de la cantidad de 50.000 euros".

Para ello, dice la resolución, ambos acusados le manifestaron que conseguirían la legalización de la obra por parte del alcalde a cambio de ofrecerle el aprobado en asignaturas de Derecho; pero el exregidor era "totalmente ajeno" a esto, concluyendo la Sala que "tampoco puede señalarse" que se le llegara a hacer ese ofrecimiento ni que hubiera "nada extraño" en la actuación de Silva en el expediente urbanístico por las obras sin licencia.

Para el exalcalde, que solo era acusado de cohecho por el que ha sido absuelto, "la sentencia pone fin a la pesadilla que he tenido que soportar durante nueve años y viene a confirmar mi absoluta inocencia que siempre proclamé". "Mi absolución y los hechos declarados probados ponen de manifiesto que no cometí ilegalidad alguna, que nunca tuve conocimiento de ninguna irregularidad que se estuviera produciendo a mi alrededor", ha manifestado.

Según la resolución, los otros dos acusados manifestaron que conseguirían la legalización de la obra por parte del alcalde a cambio de ofrecerle el aprobado en asignaturas de Derecho

Ha lamentado que fuera sometido "a una detención espectáculo durante tres días" y haberse visto "injustamente en este procedimiento judicial que ha destrozado buena parte de los últimos nueve años de mi vida", indicando que sus derechos "al honor, a la presunción de inocencia y a la propia imagen han sido pisoteados y gravemente vulnerados". "El daño producido es inmenso e irreparable. Las secuelas ya son de por vida", ha dicho en un comunicado.

Asimismo, ha mostrado su "infinita gratitud al pueblo de Villanueva de la Concepción por el inmenso apoyo que de manera mayoritaria desde el principio me han mostrado", al tiempo que también ha destacado "la excelente y decisiva labor" de su abogado, Fernando Huelin.

Los otros dos acusados

Respecto a los otros dos acusados, el Tribunal también los absuelve del delito de cohecho, pero les condena por tráfico de influencias a nueve meses de cárcel y a uno de ellos --al profesor universitario-- también por falsedad a tres años de prisión.

La sentencia considera probado que esos dos acusados tuvieron varias entrevistas con el particular que tenía el problema urbanístico, que "aceptó la propuesta recibida, si bien finalmente, a cambio de la cantidad de 30.000 euros y no de 50.000 euros", "haciendo creer que iban a conseguir la legalización de la obra", llegando "a entregar 11.000 euros en concepto de adelanto". Finalmente, esta persona denunció estos hechos.

Asimismo, también entiende probado que el profesor atendió a los requerimientos del otro e hizo constar en un acta de calificación que una alumna amiga de este no fue a un examen cuando lo cierto es que suspendió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios