Política

Las concejales que apoyaron al alcalde de Torremolinos cobrarán 50.000 euros al año

  • El alcalde seguirá cobrando 62.000 euros y reduce el número de salarios de la oposición

El alcalde de Torremolinos con la vara de mando. El alcalde de Torremolinos con la vara de mando.

El alcalde de Torremolinos con la vara de mando.

Una semana y media después del pleno de investidura que dio la alcaldía al socialista José Ortiz por segundo mandato consecutivo gracias al apoyo de los tres concejales de Adelante Torremolinos, que han pasado a integrarse en el equipo de gobierno, así como de la ex número dos de Vox, Lucía Cuín, y de Avelina González, portavoz del partido que preside el ex regidor Pedro Fernández Montes, la Junta de Portavoces ha aprobado este miércoles las retribuciones de los nuevos miembros que forman la corporación municipal. Si bien el Ayuntamiento mantendrá las mismas cifras que en la pasada legislatura para los diferentes cargos del equipo de gobierno en función del tipo de dedicación sí reducirá las prestaciones a la oposición, que afectará principalmente al Partido Popular, y destacan los sueldos que mantendrán las dos ediles que apoyaron la investidura de Ortiz pese a que no formarán parte del ejecutivo local.

De esta manera, el alcalde seguirá cobrando 62.000 euros brutos anuales, mientras que los tenientes de alcaldes, que pasan a ser cuatro -Maribel Tocón (PSOE), Antonio Navarro (PSOE), José Piña (Adelante) y David Tejeiro (Adelante)-, percibirán 61.000 euros brutos anuales cada uno. El resto de concejales del equipo de gobierno recibirán 58.000 euros brutos anuales cada uno.

El edil de Vox, Antonio Sevilla, renuncia a cobrar por dedicación parcial o exclusiva

Los concejales en la oposición con dedicación exclusiva, por su parte, percibirán una cuantía de 52.000 euros anuales. Es el caso de los portavoces de los diferentes partidos políticos. Retribución que en el caso del Partido Popular recaería en Margarita del Cid; de Ciudadanos, en Nicolás de Miguel; de Por Mi Pueblo en Avelina González; y de Vox, en Antonio Sevilla, si bien este último ya renunció por escrito la semana pasada a la dedicación exclusiva o parcial, por lo que no obtendrá un salario público, tan solo las dietas por asistencia al pleno, comisiones y consejos de administración.

Por último, habrá un tercer bloque de concejales en la oposición con dedicación al 75 por ciento que cobrarán 46.500 euros brutos anuales, en el que se encuentra Lucía Cuín, que pasará al grupo no adscrito despúes de que fuera expulsada del partido de Abascal en la localidad por asistir a un acto LGTBI dentro de la programación del Pride 2019; el número dos de la formación naranja, David Obadía; mientras que en el caso del PP, con nueve concejales en la oposición, solo tres ediles percibirán esta candidad: Marta Huete, Ramón Alcaide y Francisco Macías.

Por último, el resto de concejales del Partido Popular, en este caso, y a diferencia de los cuatro últimos años, pasarán a cobrar una dieta por pleno de 600 euros. Desde el Ayuntamiento aseguran que la nueva propuesta de retribuciones a los 25 ediles de la corporación supone un ahorro para las arcas municipales de unos 150.000 euros respecto de la pasada legislatura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios