Sucesos

El hombre hallado muerto en Marbella recibió 14 disparos tras salir a cenar

  • El cadáver del individuo, un búlgaro que ya está identificado, fue arrojado a una zona arbolada

  • Su pareja denunció la desaparición el sábado tras perderle la pista el viernes

El paraje natural de la carretera de Istán a Marbella donde fue hallado el cádaver El paraje natural de la carretera de Istán a Marbella donde fue hallado el cádaver

El paraje natural de la carretera de Istán a Marbella donde fue hallado el cádaver / Efe

La investigación que la Policía Nacional mantiene abierta para tratar de esclarecer la muerte a tiros de un hombre cuyo cadáver fue encontrado el domingo en un paraje natural en una carretera de Marbella continúa arrojando nuevos datos. La víctima recibió un total de 14 disparos y ya ha sido identificada, según informaron fuentes próximas al caso. Se trata de un hombre de 43 años y origen búlgaro al que se le perdió la pista el viernes por la noche, cuando salió a cenar. Su pareja, al sospechar que algo había ocurrido, denunció la desaparición a última hora del sábado. Horas después fue hallado muerto. 

La víctima y su mujer llevaban tres meses viviendo en España. Antes lo habían hecho en Sudáfrica. La información recabada por el momento lleva a los agentes a manejar la hipótesis de que el autor o los autores pudieron acabar con la vida de este individuo por un ajuste de cuentas. La investigación continúa abierta, sin que todavía la Policía haya practicado ninguna detención.

La víctima había fallecido varias horas antes de que los investigadores descubrieran el cuerpo. La autopsia que un equipo de médicos forenses le practicaron en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga se prolongó durante dos días por el elevado número de heridas que presentaba el cadáver y la extracción de proyectiles. No en vano, hubo que realizar radiografías para localizar las balas con una mayor exactitud.

Eran las 9:45 del domingo cuando una llamada alertaba en el sistema de emergencias sanitarias 112 Andalucía de la presencia de un cadáver en una zona arbolada cercana a la carretera A-7176, a la altura del kilómetro seis. Los policías no tardaron en comprobar que el hombre había sufrido una muerte violenta.

Segundo cadáver hallado en una cuneta en el último mes

Un mes antes, el cadáver de otro hombre también fue hallado en la cuneta de la A-7 en Marbella. La víctima era un varón de 39 años y nacionalidad española. Las pesquisas apuntaban también a una muerte violenta como consecuencia de un ajuste de cuentas.

Las muertes violentas siguen a la orden del día en la Costa del Sol, impulsadas por la proliferación de mafias vinculadas normalmente al tráfico de drogas, aunque se dan también por otro tipo de circunstancias. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios