Desaparecida en Arenas

El novio de Dana Leonte declara ante la Guardia Civil que no sabe nada

  • Afirma estar "tranquilo": "Que averigüen, pero que no me echen culpas"

  • Un helicóptero de la Guardia Civil apoya la búsqueda durante la mañana, por la tarde regresa la unidad canina

Un coche de la Guardia Civil frente a la vivienda en la que Dana vivían con su pareja. Un coche de la Guardia Civil frente a la vivienda en la que Dana vivían con su pareja.

Un coche de la Guardia Civil frente a la vivienda en la que Dana vivían con su pareja. / Jorge Zapata / EFE (Arenas)

Sin rastro de Dana Leonte. La búsqueda por aire con drones y el helicóptero de la Guardia Civil sigue sin ofrecer una pista sobre el paradero de esta joven rumana de 31 años afincada en Arenas. Desde hace 15 días no la han visto en el pueblo, y aunque su novio Sergio Ruiz volvió a insistir ayer a la Guardia Civil que no sabía nada sobre su paradero, su hermano Florin Leonte cuestiona la posibilidad de que ella se haya ido de forma voluntaria.

Entre otras razones, porque tiene un bebé de siete meses y porque acababa de montar un negocio en este municipio axárquico. Este jueves por la tarde ha continuado la búsqueda con la presencia de la unidad canina del Instituto Armado.

La Guardia Civil inició una investigación para encontrar a Dana Leonte desde que su pareja llegó al Cuartel para denunciar su desaparición. Los agentes llegaron la tarde del miércoles a la casa que compartían en Arenas. Durante siete horas estuvieron buscando alguna pista que les guiase para esclarecer lo sucedido. Ruiz estuvo presente durante el tiempo de la inspección.

Este jueves por la mañana se sumó al rastreo el helicóptero de la Guardia Civil. A Ruiz se le vio salir de casa. Antes había estado declarando en el Cuartel de la Benemérita en Vélez-Málaga. “Me tuvieron hasta las cuatro de la mañana, en una habitación allí con cuatro tíos diciéndome ‘vas a estar 20 años en la cárcel, confiesa que has sido tú, que tú has matado a Dana’. Pues no lo voy a confesar porque yo no he sido”, declaró al programa de televisión Espejo Público.

“Yo estoy tranquilo, que averigüen, pero que no me echen culpas”, añadió. “Ahí está la casa, que miren todo lo que quieran, yo estoy tranquilo”, insistió al tiempo que se quejó de que durante la declaración en el cuartel “me estaban intentando coaccionar”. “A mí que no me echen culpas”, continuó.

Desde el momento en que Ruiz interpuso la denuncia ante la Guardia Civil, éste había relacionado su desaparición con un supuesto préstamo de 12.000 euros que habría pedido Dana para montar un restaurante en Arenas hace un mes. “Ahí hay mucho detrás”, respondió a la periodista de Espejo Público ante la posible figura de esta persona que le podría haber dejado el dinero para arrancar el negocio.

“Había muchos problemas detrás pero a ella le ha presionado el prestamista y por eso se ha ido”, insistió sin dar más pistas sobre esta persona. “Es un amigo muy íntimo de ella, pero yo de sus cosas no sabía”, zanjó.

El hermano de Dana ha cuestionado desde el principio que ella se haya podido marchar de forma voluntaria ya que tenía un bebé y estaba ilusionada con su negocio. “Llevaba muchos años queriendo ser madre, y ahora que lo había conseguido, no es normal que se haya ido así como así, dejándole a la niña al padre, ella siempre avisaba, estaba muy pendiente del móvil, de las redes sociales, y ahora tiene los dos teléfonos apagados”, expuso Florín. Ella, en audios de voz, emitidos por el citado programa de televisión, aseguraba “encontrarse muy bien” señalando a su hija, su pareja y su negocio como el centro de su vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios