Sucesos

"Lo hemos perdido todo", el lamento repetitivo en el camping de Mollina

"Lo hemos perdido todo", el lamento repetitivo en el camping de Mollina "Lo hemos perdido todo", el lamento repetitivo en el camping de Mollina

"Lo hemos perdido todo", el lamento repetitivo en el camping de Mollina / Javier Flores (Mollina)

Intenso olor a quemado, algunos coches que todavía estaban humeantes y el negro que cubría casi la totalidad del Pueblo Fiesta, como se llama el camping de Mollina en el que vivían casi un centenar de familias británicas, en su mayoría jubilados.

El pavoroso incendio que afectó a las instalaciones durante la tarde del domingo prácticamente lo destruyó todo, tan solo se salvaron alrededor de una veintena de las aproximadamente 70 casas prefabricadas móviles que en estos momentos se encontraban en sus dependencias. No obstante, algunas de las que se salvaron de las llamas presentaban daños en sus zonas exteriores.

Este lunes, tras lograr los equipos de extinción de incendios controlar el fuego, algunos de los residentes que habían sido desalojados volvían al lugar y comprobaban aterrados que no quedaba nada de lo que hasta ahora había sido su hogar.Dios mío, no queda nada, es horrible”, gritaba una de las residentes al bajarse del coche y observar los restos del camping. Otra de las residentes, Susan, también volvía para comprobar que su casa y su coche habían quedado totalmente calcinados. “Volvimos hace un año y el coche tenía una semana”, explicaba mientras miraba los restos de su Nissan Yuke junto a otros vehículos igualmente calcinados en la zona de estacionamiento.

Mientras tanto, Carol había decidido trasladarse hasta las instalaciones del Ceulaj que acogen 33 de los desalojados. “Había muchas explosiones, pasamos mucho miedo” dice, mientras no tiene claro si tendrá que regresar a Inglaterra o podrá rehacer su vida en Mollina. “Lo hemos perdido todo”, insistía mientras descansaba en la entrada del recinto.

Por su parte, la manager del complejo, Carolina Quintana, explicó que el incendio se habría iniciado en una de las viviendas de la parte baja y rápidamente el calor y el fuerte viento reinante en la zona hicieron que se extendiera por el recinto.

No obstante, los residentes se fueron avisando unos a otros y lograron salir sin tener que lamentar daños personales de importancia.

En cuanto a la reconstrucción de las instalaciones, ahora tendrán un largo trabajo y también tendrán que esperan a conocer el resultado de la investigación que está realizando la Guardia Civil sobre qué pudo originar el incendio.

Mientras tanto, el alcalde de la localidad, Eugenio Sevillano, que visitó este lunes las instalaciones junto a la vicepresidentas de la Diputación, Margarita del Cid y Natacha Rivas, indicó que ya se estaban realizando gestiones con el consulado británico para tratar de resolver algunos asuntos como la pérdida de la documentación que habían sufrido muchos de los residentes en este espacio, además de sus enseres personales, dinero o tarjetas de crédito que también han sido pasto de la llamas.

Precisamente, las responsables de la Diputación ofrecieron la ayuda de los Servicios Sociales para tratar de ayudar a estas personas que en estos momentos están pasando por momentos de mucha dificultad y algunos de ellos se encuentran en estado de shock por lo ocurrido.

Por su parte, los vecinos se Mollina se han volcado para ayudar a estas personas y han realizando donaciones de alimentos, zapatos, ropa, productos de aseo o limpieza, hasta el punto que los equipos que se encargan de su catalogación habían pedido que no se llevasen más productos ante la avalancha de donaciones recibidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios