Provincia

Rincón ya usa cámaras de seguridad en el perímetro de la Casa Fuerte de Bezmiliana

  • El Ayuntamiento trata de evitar los actos vandálicos y las pintadas que ha sufrido este Bien de Interés Cultura en los últimos tiempos

La fachada trasera de la Casa Fuerte Bezmiliana. La fachada trasera de la Casa Fuerte Bezmiliana.

La fachada trasera de la Casa Fuerte Bezmiliana.

La Casa Fuerte Bezmiliana, el edificio más emblemático de Rincón de la Victoria, junto a la Cueva del Tesoro, estará durante 24 horas vigilados con cámaras de seguridad. Éstas estarán conectadas con la Policía Local con la intención de evitar que se produzcan actos vandálicos en sus muros o en el perímetro.

Y sobre todo, viene motivada por las pintadas, firmas y grafitis que proliferaban en sus lienzos y que acaban de ser eliminadas después de una intervención de dos meses. La limpieza de éstas ha supuesto para el Ayuntamiento más de 34.000 euros y meses de trámites con la Junta de Andalucía ya que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC).

El concejal de Cultura, Antonio José Martín (PP) explicó ayer que se han instalado cinco cámaras de vigilancia “colocadas estratégicamente para cubrir los ángulos de la edificación y evitar la proliferación de grafitis”. Son tubulares de alta definición día y noche. En el mismo sentido se expresó el alcalde, Francisco Salado (PP), quien dijo que el objetivo no es otro que “acabar con las pintadas y actos vandálicos que se producen en nuestro patrimonio histórico- cultural.

A partir de ahora, en el caso de que se produzcan pintadas en los muros de este edificio histórico, los responsables podrán ser identificados a través de estas cámaras de seguridad”. Además, Salado avanzó que “instalaremos este mismo sistema de seguridad en otras localizaciones del municipio donde proliferan las pintadas como es el entorno de La Cueva del Tesoro de Rincón de la Victoria”.

Ambos espacios culturales son Bien de Interés Cultural (BIC). Martín informó que instalación de las cámaras está acompañada de un punto de iluminación de mayor potencia que ha sido adaptado para evitar posibles molestias a la zona residencial próxima. Además, se ha puesto en marcha un plan de presencia policial en la zona y se ha mejorado el alumbrado del entorno.

La empresa Segurisur ha sido la encargada de suministrar e instalar las cámaras de seguridad que cuentan con un presupuesto de 3.628,79 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios