Prevenir

Crean un ingrediente potencial para una vacuna contra una enfermedad respiratoria

  • El virus sincitial respiratorio es especialmente grave entre la población infantil.

Científicos del Instituto de Investigación Scripps (TSRI, por sus siglas en inglés), en La Jolla, California, Estados Unidos, han inventado un nuevo método para diseñar proteínas artificiales y lo han utilizado para hacer ingredientes clave para una vacuna candidata contra un peligroso virus, el virus sincitial respiratorio (RSV, por sus siglas en inglés), una importante causa de mortalidad infantil. El virus ha sido resistente a las actuales estrategias de diseño de vacunas.

Con la ayuda de laboratorios colaboradores, los investigadores fueron capaces de aplicar el nuevo método, que utiliza un enfoque de "diseño racional" para hacer vacunas enfocadas a áreas de unión específicas (epítopos) sobre el virus. El resultado, que se publica este miércoles en Nature, fue que las proteínas de vacuna diseñadas por estos expertos estimularon la producción de los deseados anticuerpos neutralizantes del virus en macacos rhesus.

"Esta fue una demostración de prueba de principio de una tecnología que podría ser muy útil contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la gripe y otros virus altamente variables que han sido difíciles de detener mediante las estrategias tradicionales de diseño de vacunas", explica William R. Schief, profesor asociado de Inmunología en TSRI .

El nuevo método de diseño de proteína representa un avance significativo sobre los métodos anteriores. "Uno de los enfoques que nosotros y otros hemos tomado ha sido el de trasplantar un fragmento de la proteína de interés, por ejemplo, uno que imita una estructura particular de un virus, en un 'andamio' de proteína ya existente", destaca el investigador asociado del TSRI Bruno E. Correia , miembro del laboratorio Schief en el momento del estudio y autor principal del nuevo informe.

"Aunque este enfoque a menudo funciona bien para imitar la estructura de un epítopo viral, nunca ha inducido con éxito anticuerpos neutralizantes y, en algunos casos, este método se queda corto incluso en la producción de vacunas candidatas viables", lamenta. En estos casos difíciles, la estructura de andamio no consigue estabilizar el fragmento trasplantado, lo que resulta en un imitador imperfecto del virus y la consiguiente pérdida de las propiedades estimulantes del sistema inmune.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios