Almería

Formación para mejorar la calidad de vida de los enfermos renales

  • La Asociación Alcer enseña a afectados, familiares y cuidadores la importancia de la prevención y continuidad de los cuidados personales, así como los hábitos alimenticios para una correcta nutrición

¿Qué ocurre cuando un enfermo renal llega a casa tras recibir atención hospitalaria o en centros de diálisis?. ¿Quién le presta los cuidados necesarios para convivir cada día con su patología crónica?. Para responder a estas cuestiones, la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales -Alcer- ha puesto en marcha un taller formativo en autocuidados, organizado por la Federación Andaluza con la colaboración de la Consejería de Salud, la Fundación Mapfre, y la Fundación Álvarez de Toledo; teniendo carácter itinerante ya que recorrerá las distintas provincias andaluzas.

Es necesario acercar los cuidados a la población, proporcionarle herramientas y conocimientos para ello, manifestó Edurne Alejandro Sánchez, técnica que llevó a cabo la exposición del módulo referente a la prevención y continuidad de cuidados en la enfermedad renal crónica. "Hay que acercar los cuidados a la población proporcionándole herramientas y conocimientos con el objetivo de dar estabilidad en los cuidados de personas con enfermedades crónicas. Cuando hablamos de estos cuidados nos referimos a la prevención de complicaciones, a mejorar los síntomas y las molestias, mejorar el estado de ánimo y la aceptación de la enfermedad, suplir necesidades como por ejemplo ducharles o vestirles; a los cuidados de heridas quirúrgicas, mantener una dieta adecuada, y cumplir el tratamiento médico".

La segunda línea de actuación de este taller formativo, dirigido no sólo a afectados por esta patología, sino también a familiares y cuidadores, se centró en la nutrición de los enfermos renales con la exposición de los distintos grupos de alimentos y los consejos, tanto para quienes se encuentran en fase de diálisis y enfermedad renal crónica avanzada, como para quienes han recibido un trasplante.

Pilar García Margallo, nutricionista de la Federación y autora de la publicación '11.440 menús semanales para enfermos renales crónicos' fue la encargada de llevar a cabo la exposición en esta materia, "con la finalidad de que en cada asociación haya dos personas formadas que puedan solucionar tanto el aspecto nutricional como el de los cuidados".

Para conseguir una correcta alimentación en la enfermedad renal es muy importante aprender a manejar los alimentos y obtener de ellos los nutrientes necesarios, en la cantidad y proporción adecuada a cada situación. "El organismo obtiene de los alimentos la energía y los nutrientes para desarrollar las actividades diarias. Los alimentos una vez ingeridos, son transformados y se generan unas sustancias de desecho que son eliminadas, principalmente, por el riñón y por el tubo digestivo. Además, el riñón actúa regulando la concentración de otras sustancias como son el sodio, potasio, fósforo, agua, etc. Si el riñón no funciona de manera adecuada, todos estos productos se acumulan y trastornan los niveles internos".

El objetivo que se pretende es ayudar a los enfermos renales para que puedan gozar de la comida y puedan confiar en que no están incumpliendo sus requisitos nutricionales al consumir estos menús. Un truco fundamental, afirma García Margallo, reside en la elaboración de los platos, ya que la manipulación de los alimentos también contribuye a la consecución de nuestros objetivos.

La asociación almeriense cuenta con el apoyo de la Federación Andaluza, creada en 1987 con el objetivo fundamental de mejorar la calidad de vida global, objetiva y subjetiva, de las personas que padecen enfermedad renal crónica en la comunidad andaluza y prestarles una atención integral en sus niveles biológico, psicológico y social mediante el desarrollo de múltiples programas y actividades como educación sanitaria, atención integral por parte de equipos multidisciplinares, ayuda a domicilio, impulso al empleo, formación y adaptación a las nuevas tecnologías, voluntariado, y donación de órganos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios