Semana Santa

El Resucitado como colofón

  • La procesión que organiza la Agrupación de Cofradías en la capital resaltó en una jornada de sol y nubes La amenaza de lluvia amagó con deslucir algunas salidas en la provincia

Sonaron durante la noche las campanas de la Catedral para anunciar la buena nueva que la primavera deja. Cristo ha resucitado y la Semana Santa tocaba a su fin. Como cada año, la Agrupación de Cofradías puso en la calle el cortejo del Santísimo Cristo Resucitado y María Santísima Reina de los Cielos desde el interior de San Julián en una jornada marcada por el cambio de hora.

El cortejo se vistió con traje nuevo para celebrar la Pascua. La cabeza de procesión estuvo marcada por la presencia de la 'madre y maestra', la banda de cornetas y tambores del Real Cuerpo de Bomberos. Le siguieron los nazarenos de las cofradías del Domingo de Ramos al Martes Santo con guiones y bastones.

La presidencia de la Agrupación de Cofradías estuvo encabezada por primera vez por Pablo Atencia y José María Romero, hermano mayor de la hermandad de la Sentencia, fue el encargado de portar la bandera, dado que Ignacio Castillo, máximo responsable de Cautivo que juró cargo en último lugar, se encuentra operado de una lesión y asistió desde el palco de la tribuna principal al cortejo.

El Cristo Resucitado procesionó a los sones de la banda de cornetas y tambores de El Carmen. Destacó de su conjunto el exorno floral, compuesto por rosas blancas relacionadas con la liturgia eucarística de la jornada, así como la ausencia de elementos de iluminación usados en años anteriores. El detalle lo puso la presencia de un sudario blanco a los pies de la imagen de José Capuz.

En la sección de la Virgen procesionaron las representaciones de hermandades del Miércoles al Viernes Santo. Por primera vez pudo apreciarse la presencia de 12 nazarenos con hábitos de la Agrupación de Cofradías con cirios. La intención de los presidentes de la Comisión, Rafael González y Antonio Muñoz, es crear un cuerpo de nazarenos propio para el cortejo de manera progresiva. Ambos hermanos mayores salieron en el cortejo como jefes de procesión revestidos de penitentes.

El trono de la Virgen contó con el acompañamiento musical de la banda de La Paz, que puso sones alegres a una jornada de júbilo. La Reina de los Cielos estrenó encaje en su rostrillo y manto de tisú blanco, así como un cetro del Carmen Coronada en su mano derecha.

A su paso por la tribuna oficial, ocupada más por público de la calle que por los propios abonados, el cortejo se esmeró en su paso por este enclave sin retrasos. Presidieron el obispo de la Diócesis, Jesús Catalá, el cardenal Fernando Sebastián, los concejales Francisco Pomares y Teresa Porras y los ex presidentes de la Agrupación de Cofradías Francisco Fernández Verni, Francisco Toledo, Jesús Saborido, Clemente Solo de Zaldívar, Rafael Recio y Eduardo Pastor.

Al llegar a San Julián los tronos entraron al templo con la Marcha Real para poner fin a una Semana Santa de grandes contrastes.

La Ilustre y Venerable Cofradía de Nuestro Padre Jesús en su Gloriosa y Triunfal Resurrección y María Santísima de la Estrella, Madre de la Iglesia es de la Parroquia de San Juan pero se siente bien en su barrio. Sus hermanos han entendido que su mensaje no está solo en el centro histórico y en el templo que más cofradías acoge Vélez-Málaga, sino que puede compartirlo con una de las zonas más pobladas de la ciudad. Por eso, no dudó cuando se cerró su sede canónica por obras no dudó en programar su salida en un tinglao en el Camino de Málaga frente a la iglesia de San Antonio de Padua. Para ella ha sido un año lleno de novedades comenzando con su traslado al Cerro. Esta cofradía ha ido ganando enteros a lo largo de los años adquiriendo cada vez un cortejo más formado y amplio. De hecho ya supera el centenar de penitentes. Además, cada vez se aprecian mejoras en su patrimonio. Unos méritos que hay que dar a la Junta de Gobierno que decidió hacerse cargo de ella y que no fuese comandada por la Agrupación de Cofradías.

La estación de penitencia de ayer incluyó algunos cambios ya que eligió tras recorrer el Camino de Málaga, calle Cervantes, Robledillo y del Mar. Buen repertorio y bien interpretado por la Agrupación Musical del Cautivo de Estepona que volvió a repetir con el Resucitado. En cabeza de procesión estaba la Banda de Cornetas y Tambores de Santa María de la Victoria de la capital malagueña. Como es tradición, sobrevolaron palomas para celebrar la Resurrección del Señor.

En Marbella, las diferentes cofradías volvieron a reunirse para procesionar juntas por las calles del casco antiguo en una jornada en la que el blanco sustituyó al negro. Al trono del Santísimo Cristo Resucitado, portado exclusivamente por mujeres, lo acompañó por segundo año consecutivo el de María Santísima de la Victoria. Ambos partieron desde la iglesia de la Encarnación junto a los estandartes de las diferentes advocaciones de las Cofradías del municipio, guiados por la Agrupación Musical de La Pollinica, antes de iniciar su recorrido por la calle Carmen hacia la plaza General Chinchina.

En San Pedro Alcántara también tuvo lugar la salida procesional del Santísimo Cristo del Resucitado a cargo de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Soledad. En el desfile participó también la banda de la Legión de San Pedro Alcántara.

En Benalmádena y Mijas vecinos y visitantes acudieron a la procesión del Santísimo Cristo Resucitado, que puso el punto y final a esta Semana de Pasión. La agrupación musical de Las Lagunas acompañó con sones alegres la salida procesional de Jesús Resucitado por las calles del municipio. Un grupo de vecinos y turistas se agolpaba en la avenida Jesús Cautivo para verlo cruzar una de las principales arterias de la ciudad antes de volver a su casa hermandad. El desfile contó con la participación de todas las hermandades y cofradías del municipio.

También en Torremolinos se completó con éxito la salida de la cofradía Sacramental del Santísimo Cristo Jesús de la Sentencia y nuestra Señora del Calvario en sus Misterios Dolorosos.

Las inclemencias meteorológicas provocaron que se suspendiera la procesión de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Aurora en Estepona, prevista para las 11:00 desde la parroquia Nuestra Señora del Carmen.

El Resucitado pudo procesionar en Ronda pese a las inclemencias meteorológicas. La junta de gobierno de la hermandad albergó dudas sobre si realizar o no el recorrido, pero finalmente realizó estación de penitencia desde la iglesia del Espíritu Santo, en el barrio de San Francisco. Aunque el tiempo no fue el mejor, la lluvia aguantó lo suficiente para que la cuadrilla de jóvenes costaleros (Resucitado) y la cuadrillas de jóvenes costaleras (Virgen de Loreto) recorrieran las calles rondeñas con la presencia del público devoto y los visitantes que apuraban las últimas horas de Semana Santa en la ciudad del Tajo.

Antequera vivió el final de la Semana Santa con la salida procesional del Resucitado y la mirada también puesta en el cielo, y es que el tiempo condicionó la última salida cofrade. Las previsiones apuntaban a que las precipitaciones podían llegar antes de que el Resucitado completara la totalidad de su recorrido, por lo que los responsables de la cofradía tomaron la decisión de acortarlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios