Series con mensaje

El padre de Alf, un refugiado peludo

  • El fallecimiento de Max Wright rescata el recuerdo del alienígena y lo que supuso en la telecomedia de los años 80

Max Wright con su peludo asilado, Alf, en un episodio Max Wright con su peludo asilado, Alf, en un episodio

Max Wright con su peludo asilado, Alf, en un episodio / EFE

Alf fue más importante de lo que parece. Tras el pequinés gigante venido del espacio, descarado y sincero gastrónomo de gatos, había una telecomedia que hablaba de integraciones y nuevos roles familiares. Alf era extraterrestre, un inmigrante peludo, huyendo del sistema, un acogido por una familia de un asistente social, que estaba versado en refugiados y solidaridad y aguantaba a sus vecinos fisgones.

La intro de 'Alf'

Ese papel de tipo de aspecto despistado lo interpretaba Max Wright, un actor con trayectoria de comedia que, tras años alejado de la pantalla, fallecía este jueves a los 75 años. Apenas lo vimos más allá de sus quebraderos con el felpudo alienígena de Melmac y aunque nos suena por películas del videoclub siempre lo vincularemos al adolescente con morro marrón, un ET de peluche (una parodia de ET), oso hormiguero rockero, que replicaba con guasa los debates de la familia media que representaba los Tanner. Aprendía algo más de nosotros en cada capítulo, como le sucedía al marciano patoso de Robin Williams en Mork y Mindy, pocos antes (aquí lo veíamos unos pocos los fines de semana en el UHF).

En estos tiempos Alf se prolongaría durante muchas temporadas, estirado hasta el hastío, pero el extraterrestre (que estudió Secundaria durante 122 años) tuvo bastante con cuatro tandas y 103 entregas, entre 1986 y 1990. La Primera ofrecía Alf los domingos de la tarde cuando campaba sola y repuso las cuitas de los Tanner en franja diaria cuando las privadas asomaban la nariz. El doblaje convertía en más carismático al muñeco.

El resignado Willie Tanner era el abnegado padre de un mocoso y una adolescente (al que se le sumaba un bebé al quedarse embarazada la actriz Anne Schedeen, su esposa en la ficción). Desde 1995 Wright bregó contra el cáncer además de complicarse mucho con las drogas. Eso le impidió prodigarse tras el tirón de su personaje más popular.

En el cine apareció en Rojos o All that Jazz y en televisión en la posterior Cheers, pero siempre lo vincularemos al ejemplar padre adoptivo de Alf.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios