Unicaja

La ACB recorre los tatuajes de Deon Thompson

  • El norteamericano tiene todo su cuerpo decorado y explica los motivos y decorados que luce

Deon Thompson, en el último partido en el Carpena. Deon Thompson, en el último partido en el Carpena.

Deon Thompson, en el último partido en el Carpena. / marilú báez

Recuerdos de su niñez, su barrio, su madre, su abuela, sus entrenadores, la universidad, pasajes de la Biblia o retratos de Jesús son sólo algunos tatuajes del  jugador del Unicaja Deon Thompson que habló con la ACB para explicar su relación con los dibujos que ocupan casi todo su cuerpo.

"Son adictivos, cuando te haces uno pasa por todo el proceso, lo miras, te gusta y disfrutas. Tengo pensado hacerme más. Los tatuajes son una buena manera de expresarte y contar tu historia. Todos tenemos una historia que contar y los tatuajes son una bonita manera de expresarla, además de tener recuerdos de antiguos miembros de tu familia o de gente que te ha inspirado y que es importante para ti, así te puede servir como un recordatorio diario", explicó el jugador de Luis Casimiro.

"El dolor es una parte que me gusta de los tatuajes, no porque me guste el dolor en sí, si no por la lucha que implica superar el dolor de hacerte el tatuaje. Así cuando ya tienes el tatuaje, lo miras y piensas que el dolor ha merecido la pena. Lo más importante es pensarlo bien y hacer todo el proceso: no te tatúes lo primero que te pase por la cabeza, piensa bien la idea durante un tiempo. Es algo que he aprendido con el paso del tiempo porque lo que te tatúes estará siempre contigo. Lo que diría a la gente es que se tome su tiempo, que lo piense bien, estará siempre contigo", dijo Thompson que añadió: "Son un poco como nosotros. Siempre están creciendo, evolucionando, trabajando en ellos. Muchos de mis tatuajes aún no están acabados, seguro que dentro de un tiempo tendré nuevas ideas que podré añadir para mejorarlos, cambiarlos. Como personas siempre evolucionamos, aprendemos, cambiamos. Los tatuajes y las personas vamos de la mano".

Su primer tatuaje fue a las 16 años y desde entonces no ha parado de decorar su cuerpo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios