Unicaja

Aday Mara es duda para jugar ante el Unicaja

Aday Mara, en un partido de esta temporada

Aday Mara, en un partido de esta temporada / ACB PHOTO

La presencia de Aday Mara en el Casademont Zaragoza-Unicaja del domingo está en el aire, tal y como informaba Porfirio Fisac en la previa. El talentoso pívot, siempre un reclamo por cómo asombró en el pasado Mundial Sub-17, sufrió vértigos esta semana y apenas ha podido ejercitarse junto al resto de sus compañeros. Infinidad de ojos puestos en el maño, camino de la NCAA este verano, puente cada vez más habitual ante la falta de estructuras que fomenten el crecimiento de los jóvenes, tiene un problema el baloncesto nacional en ese sentido. Mara será el siguiente en cruzar el charco, alguien especial, el líder de esa hornada de talentos que poco a poco van llamando a la puerta, cada vez con más peso en el Casademont Zaragoza.

Cumplió la mayoría de edad hace unos días, físico aún en formación, insuficiente a la hora de dominar en un baloncesto de tanto nivel como la Liga Endesa, pero con talento a raudales. Ha tenido actuaciones muy meritorias en las últimas semanas. 15 de valoración frente al Gran Canaria hace un par de jornadas, o los 15 puntos y 22 de valoración que endosó al Obradoiro de Rubén Guerrero, su pareja de baile. Ya se perdió el partido de ida en el Carpena, al contar aún en los planes del EBA, por lo que el aficionado cajista aún no ha sido testigo de un diamante como Mara, prototipo de pívot moderno. Un 2.18 m, con una movilidad de alguien más pequeño, infinidad de recursos en un juego que hay que pulir.

Es uno de los grandes candidatos a Mejor Joven de la temporada, debería aparecer al menos en el Mejor Quinteto; tendrá que pelear con Justus Hollatz, estuvo bien el de Breogán frente al Unicaja, o Jean Montero, toda una revolución desde que ha llegado a Sevilla, carne de dar el salto más pronto que tarde. Las medias de Aday Mara son de 5.4 puntos; 3.2 rebotes y 6.2 de valoración en más de once minutos por partido.

Además, confirmaba Porfirio Fisac que que Justinian Jessup no estará con total seguridad frente a los malagueños, tampoco Lucas Langarita, imprescindible en ese magnífico campeonato que completó la sub-17 en Málaga. En el Unicaja está por ver si hay algún jugador que arrastre algún problema, tocar madera, de la victoria en el Pazo. En un principio, salvo Alberto Díaz, deberían estar todos disponibles en esa cita del Príncipe Felipe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios