Tenis

Alejandro Davidovich llega a Roland Garros con el aire a favor

  • El malagueño debuta este lunes en París ante el local Harold Mayot, de 18 años y 411 del mundo, con la confianza de su gran resultado en el US Open

Alejandro Davidovich, durante el Roland Garros de 2019. Alejandro Davidovich, durante el Roland Garros de 2019.

Alejandro Davidovich, durante el Roland Garros de 2019. / Efe

A finales de septiembre en vez de finales de mayo, peaje por la pandemia, Roland Garros abrió sus puertas para el que será tercer y último grand slam de este extrañísimo año 2020. Y allí debuta este lunes Alejandro Davidovich Fokina, el tenista malagueño que ocupa el mejor puesto en el ranking mundial de su carrera (número 69) después de haber completado su mejor actuación en un grand slam llegando a los octavos final en el US Open. Un buen reciclaje en el que Masters 1000 de Roma, en el que ganó los tres partidos de la fase previa para caer en la primera ronda, ha sido la transición a la tierra batida, rematada con entrenamientos en el Don Carlos antes de viajar a París para jugar por segundo años en el cuadro final. El año pasado apareció como lucky loser después de llegara a la ronda final previa. Esta vez lo hace con galones, por ranking. Su gran final de 2019 y esta gran actuación en Nueva York le han dado una plataforma de puntos para tener a tiro el Top 50, con el que ya hay salvoconducto para entrar en los cuadros finales de los Masters 1000, donde está el grueso de puntos. Ahora, ya lo tiene a los ATP 250 y a casi todos los ATP 500.

En un año en el que ha ganado sus primeros partidos en el Open de Australia y el US Open, toca estrenarse en Roland Garros. No ha sido malo el sorteo, a priori. En la primera ronda toca el francés Harold Mayot, de 18 años, que llega como ganador del torneo junior en Australia. Es el 411 de la ATP y no tiene experiencia en partidos a cinco sets. No obstante, se deberá tener una buena versión de Davidovich, en un grand slam nunca es fácil ganar por más que el malagueño va exhibiendo cada vez una mayor madurez, limando esos cortocircuitos que le lastraban en sus primeros pasos, ese "controlar mis demonios" que decía él. Con el lapsus largo del parón por la pandemia, también ha sido una año de crecimiento para el malagueño, tenista español más joven en pisar octavos de un grand slam desde que lo hiciera Rafa Nadal. En una época en la que la carrera de los tenistas es mucho más longeva (el promedio de edad en el Top 10 es de 29 años). Sólo hay un tenista más joven que él por encima en el ranking (el canadiense Aliassime), más otros cuatro de su edad. Es síntoma de que está con los mejores de la nueva ola.

Será un Roland Garros extraño. Hay amenaza de lluvia constante en París, los promedios históricos dicen que cae más agua en estas fechas que en la última semana de mayo y primera de junio. Habrá que lidiar con ese factor mental de retrasos de partidos. Si ganara su primer partido, Davidovich se enfrentaría al ganador del duelo entre el ruso Andrey Rublev, cabeza de serie número 13, y el norteamericano Sam Querrey. Ya palabras mayores. Pero primero hay que superar el escollo inicial ante el local Mayot, uno de los muchos proyectos franceses para volver a ganar en el futuro un torneo que se les resiste desde que en 1983 ganara Yannick Noah. En principio, Davidovich estaba también inscrito en el torneo de dobles junto a Fernando Verdasco, pero el veterano tenista madrileño fue sacado del torneo por un positivo en Covid-19. Aún no están los cuadros definitivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios