Unicaja Baloncesto Avramovic, en el nombre de Bodiroga

  • En su presentación como jugador del Unicaja, Avramovic revela que empezó a jugar al baloncesto inspirado por el mítico jugador serbio en el Mundial de 2002

Aleksa Avramovic, en el Campus Fundación Unicaja Baloncesto. Aleksa Avramovic, en el Campus Fundación Unicaja Baloncesto.

Aleksa Avramovic, en el Campus Fundación Unicaja Baloncesto. / Javier Albiñana

Aleksa Avramovic (Cacak, 1994) era un niño de ocho años cuando vio a la todavía Yugoslavia (con jugadores serbios y montenegrinos) conseguir el título de campeona del mundo de baloncesto en Indianápolis (2002). Era un equipo tremendo, con Vlade Divac, Pedja Stokakovic, Marko Jaric, Milan Gurovic o Igor Rakocevic, pero Avramovic se quedó prendado de Dejan Bodiroga. En honor al ex jugador de Madrid y Barcelona luce el 4 en la camiseta. Es el que portará en el Unicaja. Ante más de un centenar de niños que le esperaban en el Campus Fundación Unicaja Baloncesto, Avramovic se vistió por primera vez de verde públicamente.

No casa con el perfil pausado y académico de Bodiroga Avramovic, es más un jugador con vértigo y acelerado. "Ya lo veréis en la pista, tengo mucha energía y juego muy rápido", responde cuando se le pregunta por su autodefinición. Con 24 años, el escolta serbio transmite entusiasmo por tener la oportunidad de jugar en Málaga. "Estoy realmente feliz por jugar por este gran club, que tiene una gran historia. Es una gran organización con mucha tradición detrás y me alegró muchísimo que me llamaran desde Málaga. Hablé con Dragan [Milosavljevic] sobre el equipo, la ciudad... Y me dijo todo lo mejor de todo. Eso es por lo que elegí venir a Málaga", prosigue Avramovic, que habla serbio, inglés e italiano aunque promete hacerlo pronto en español.

"Veremos, voy a dar lo mejor de mí por todo lo que se busque. Si el club dice que tenemos que estar en la final de la Eurocup, pues lo intentaremos conseguir. Veremos, es algo que todavía no hablamos", responde el nuevo fichaje cajista por los objetivos colectivos, al tiempo que entiende que es una gran oportunidad en su desempeño profesional: "Es un gran paso en mi carrera. Queremos continuar en esta dirección. El primer paso fue salir desde Serbia rumbo a Varese. Allí he estado tres años, hice tres años muy buenos y el siguiente paso era algo más grande, como el Unicaja. Es un grande de Europa. Tienen un montón de jugadores que consiguieron una gran mejora aquí. Málaga es un gran club. No hubo duda de firmar aquí".

Sobre su posición en el campo, si base o escolta, Avramovic asegura que ha vivido un proceso "similar a Nedovic. Solía jugar de base, pero en Varese cambié de juego para ser más escolta, más anotador. Puedo jugar de base, de hecho lo hice esta última temporada en varios partidos en Varese cuando nuestro base titular se lesionó. No tengo problemas. Pero he jugado más como dos últimamente", señala. 

"Con Neda no hablé antes de venir, coincidí esta temporada jugando contra él en Milán. Milán y Varese están muy cerca, he coincidido también con él en la selección y me dijo también lo mejor. Con Dragan, que es aún miembro del equipo, hablé y ya digo, sólo me dijo lo mejor de todo", incide en las referencias que pidió antes de venir a Málaga.

El reto de Avramovic ahora es conseguir un puesto en la gran selección de Serbia en este Mundial de China. La próxima semana comienza la concentración para preparar la cita, con él como uno de los 18 que pelean por las 12 plazas. "Será muy duro, creo en mí y daré lo mejor en mismo. Es la mejor selección serbia desde 2002 y hay muchos jugadores de mucho nivel. Pero estoy preparándome para. Vlade Mihailovic, preparador físico de la selección nacional, y Goran Jugovic, mi preparador personal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios