Unicaja

Ben Lammers como síntoma de movimiento

  • El Unicaja sigue moviéndose en el mercado además de en la posición de cuatro

  • El pívot americano (2.08 metros y 24 años) del Bilbao ha sido una de las revelaciones de la temporada

Ben Lammers pelea por un rebote con Elegar y Gerun. Ben Lammers pelea por un rebote con Elegar y Gerun.

Ben Lammers pelea por un rebote con Elegar y Gerun. / ACB Photo

Al Unicaja le ha venido bien difundir que la plantilla estaba hecha a falta de un cuatro. Insistían en ello Casimiro y Eduardo García en el acto de renovación de contrato del técnico manchego, aunque él mismo dejaba una puerta abierta. Pero la realidad es que, intentando volar bajo fuera de radares, se está moviendo para apuntalar más el equipo. Salvo en la posición de base, que se considera cubierta con Alberto Díaz, Gal Mekel y Jaime Fernández, más el cable que pudiera echar Pablo Sánchez, del dos al cinco hay frentes abiertos. Culminarán o no dependiendo de las salidas que se puedan producir, de la evolución de las lesiones de Jaime Fernández y, sobre todo, Dragan Milosavljevic, cuya progresión no es la mejor, o de la respuesta de Waczynski, que recibió la primera propuesta del club con escepticismo. Pero se sigue moviendo el club cajista, maneja alternativas y no sólo en el frente del cuatro, donde Tim Abromaitis tiene la delantera.

El puesto de cinco es un caballo de batalla. Hay jugadores suficientes, con Gerun, Guerrero y Deon Thompson, al que Casimiro ve en las dos posiciones, también de cuatro. Era un planteamiento que había el año pasado, pero que se revocó para traer a Frank Elegar y dejarlo más como complemento a Carlos Suárez. Pero hay cierto consenso en que la posición se puede quedar corta pese a la evolución que hayan podido tener esta temporada el ucraniano y el marbellí. Y un movimiento que desvelaba el periodista Chema de Lucas encaja con la expeción que definía Casimiro que podía darse. El Unicaja está detrás de Ben Lammers, pivot norteamericano que ha debutado esta temporada en ACB con el Bilbao Basket, con el que ascendió desde la LEB, y que ha ofrecido muy buenas sensaciones, no sólo presentes sino proyectando hacia el futuro.

Lammers tiene 24 años y mide 2.08 metros, posee grandes condiciones atléticas y juega por encima del aro (algo que en el actual panorama de plantilla no abunda tras haberse ido Elegar, Ejim, Adams y Toupane), además de ser un gran intimidador. Con 1.9 tapones por partido en 20 minutos por partido, ha colocado más tapones que el gigante Tavares (1.7 en 23 minutos). Con 7.8 puntos (60% en tiros de dos y 67% en libres) y 4.8 rebotes ha promediado 11 créditos de valoración. Sólo Tavares y Kravic han realizado más mates que él (1.4 por partido). Había trascendido el interés del Alba Berlín, equipo con el atractivo de ser de Euroliga y con Aíto García Reneses a los mandos tras hacer doblete de Liga y Copa alemanas. Pero el Unicaja está en la pelea. El jugador tiene una cláusula de salida asequible en Bilbao, donde el Unicaja ya pescó a Axel Bouteille en febrero. Aunque en un contexto de recesión en el que el club cajista debe ajustarse el cinturón, hay margen para afrontarla.

El pívot tejano (nació en Houston) llegó a Bilbao directamente desde la universidad, desde la reputada Georgia Tech. En su primer año en LEB dio un óptimo rendimiento para ayudar al ascenso (10.1 puntos, 6.6 rebotes y 2.1 tapones para 16.6 de valoración). Con el cambio de categoría han mermado algo los números, pero ha dejado ese aroma de jugador muy prometedor, que entronca con la definición que hacía Casimiro para aspirar algo más: "Cada vez que ha visto que podemos traer un jugador de futuro, que es buena inversión a medio plazo, no se ha dudado. Si sucede este verano, seguramente no dudemos en ir a por él". No ha sido muy frecuente, pero Lammers ha jugado algún minuto compartiendo pista con Balvin.

"Ben ha hecho una muy buena temporada, los que pudieran tener dudas sobre si podría jugar a buen nivel en la ACB viniendo de la LEB se las han quitado. Él tiene una cláusula de salida, pero de momento tiene contrato con nosotros y nadie la ha hecho efectiva. ¿Que pueda pasar? Entra dentro de lo posible. Si ocurre estaremos preparados, pero nuestra intención es que continúe con nosotros. Haremos todo lo posible para que se quede", decía Rafa Pueyo, director deportivo del Retabet Bilbao, al referirse al norteamericano y la posibilidad de seguir en la capital vizcaína la próxima temporada. 

Para culminar el movimiento de Lammers habría que hacer hueco en alguna pieza. Guerrero, Thompson y Gerun tienen contrato en vigor, una hipotética salida de Waczynski abriría una ficha, pero quedarían siete jugadores para los puestos exteriores (con dos en recuperación de lesiones graves) y seis para los dos interiores. En cualquier caso, el Unicaja no deja de moverse en el mercado. Y no sólo en el puesto de cuatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios