Unicaja

Waczynski, conversaciones abiertas y un asterisco

  • La voluntad del club es continuar con el jugador polaco, pero el tema fiscal obliga a una renuncia importante en su sueldo

Adam Waczynski realiza pesas. Adam Waczynski realiza pesas.

Adam Waczynski realiza pesas. / Unicaja B. Fotopress

Uno de los temas pendientes en la configuración de la plantilla es la continuidad de Adam Waczynski. Hay buena sintonía entre las partes, la voluntad es prolongar la vinculación. Pero hay que materializarlo. Existe un componente fiscal en su renovación. Al haber vivido más de cinco años en España, ya tributa como un nacional. Ello implica que, pagándole el club la misma cantidad bruta, él tributaría en torno a un 25% más. Así que debe haber una renuncia importante del jugador para adaptarse al contexto y a su rol en el equipo. Si cualquier equipo español quisiera ficharle tendría el mismo problema. No tendría esa cortapisa en otro país europeo. Pero la oferta es baja para lo que ganaba antes, está en su tejado. Ya conoce el polaco las cifras.

Casimiro cuenta con Waczynski, valora que dio un paso adelante en un momento de necesidad. Y que tiene cualidades específicas complementarias en un bloque de 12 jugadores. Es cierto que se podía utilizar esa plaza en otro tipo de jugador que elevara el nivel físico, un tres que pudiera jugar también de cuatro, como Ejim. Pero la idea es que el polaco cumpla, al menos, su quinta temporada en Málaga. En el caso de que no se llegue a un acuerdo ya se verían opciones de mercado. Es una rebaja importante, no obstante.

El presidente, Eduardo García, explicaba cómo está la situación. "Estamos hablando, en buenas conversaciones, la discreción ha sido una abanderada por mi parte. No es cuestión sólo de apalabrar y llegar a un acuerdo verbal. Nuestra jefa de prensa quiere adelantarse y hasta que no se ponen las firmas no hay nada. La voluntad es por las dos partes y en las circunstancias que hay actualmente. De esa forma, estamos en conversaciones. El interés del entrenador es que siga con nosotros. La idea del director deportivo, también. Ahora se trata de llegar a un acuerdo con él. Tanto él como su familia son gente involucrada, comprometida, encantadora, pero tenemos que adaptarnos a la situación que hay ahora en el mundo", decía el presidente sobre el jugador polaco, integrado como si fuera un nacional más. Pero la coyuntura de mercado le obliga a un esfuerzo si quiere seguir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios