Unicaja Baloncesto

El 'sorpasso' de Dani Díez

  • Desde que se lesionó Suárez, ha jugado más minutos que Wiltjer en cada uno de los tres partidos en la posición de cuatro

  • “El cambio se nota sobre todo en defensa”, dice

Dani Díez lanza a canasta ante el Breogán. Dani Díez lanza a canasta ante el Breogán.

Dani Díez lanza a canasta ante el Breogán. / ACB Photo / M. Pozo

Desde que se lesionó Carlos Suárez, el Unicaja ha jugado tres partidos. Las derrotas ante Baskonia y Valencia y la victoria en San Sebastián. Huelga recalcar el peso que tiene el capitán en el equipo, que va mucho más allá de los números. Ha llamado la atención que en esos encuentros ha jugado más minutos el teórico recurso de emergencia, Dani Díez, antes que Kyle Wiltjer, que tenía campo para ganar minutos de juego. Pero le ha resultado más fiable a Luis Casimiro el papel de Díez. Promedia en estos tres partidos casi 23 minutos por los 17 de canadiense.

Jugaba poco, en algún partido nada, el madrileño en los albores de la temporada. Pero ha ido virando la situación. Proyecta a veces una imagen que no es la que tienen de él técnicos y compañeros. Es trabajador el alero, que explica cómo se produce esa metamorfosis a ala-pívot. “Hasta los 16 años jugaba de ala-pívot, pero en profesional cambia todo. Son posiciones un poco parecidas. Lo hablo con Boni [Ndong, técnico del staff de Casimiro] muchas veces y el rol cuesta porque es distinto, sobre todo defensivamente”, explica el jugador tras una sesión de vídeo con el senegalés y pasar por el taller de los fisioterapeutas.

La diferencia esencial, considera Díez, está en la zona defensiva. “Ahora tengo que defender a gente mucho más grande que yo, con más peso. Se nota sobre todo atrás porque en ataque ahora encuentro más espacios, tiros abiertos y posibilidades de ir hacia dentro que jugando de tres. Evidentemente, posteando o yendo al rebote ofensivo es más complicado, porque te defiende gente más grande, conseguir ventajas. En ataque puede ser hasta más fácil, pero en defensa es más complicado”, dice el cajista, que da ejemplos concretos de en qué cambia ese paso de tres a cuatro en zona propia: “Por ejemplo, debo defender el pick and roll cuando mi hombre bloquea en vez de defender al balón como suele ser lo normal de tres... Hay similitudes pero también diferencias. Son situaciones distintas y me cuesta. Con mucho vídeo y trabajo diario consigues sentirte mucho mejor”.

"Defender bien, rebotear y jugar duro me da confianza para hacerlo bien en ataque"

“Estoy jugando mucho más. Tener más minutaje me da más confianza, los compañeros me buscan más y lo voy notando”, dice Díez, que en estos partidos de emergencia promedia 6.3 puntos, 4.3 rebotes y 10.3 de valoración. En los mismos partidos, Wiltjer ha bajado los promedios a 5.3, 2.6 y 3.6 respectivamente. “Defender bien, rebotear y jugar duro me da confianza para hacerlo mejor en ataque. Pero al final todo se trata de ganar o no y en los últimos partidos nos ha costado algo más. En ACB estamos bien, pero en la Eurocup no empezamos bien el Top 16, en Valencia nos costó mucho”, insiste el madrileño.

“Carlos y Alberto son dos pilares fundamentales para nosotros, sobre todo en defensa. Llevan muchos años en el club, saben bien cómo funciona todo esto y son fundamentales”, prosigue Díez sobre las ausencias y la necesidad de dar un paso adelante: “Es una pena la lesión de Alberto. Es una recaída y va a estar casi tres meses fuera. Ya le hemos dado mucho ánimo y apoyo. Es muy importante pero tenemos que dar todos un paso adelante para suplirle, por él y por el equipo”.

He hablado mucho con Luis, el presidente... Me decían que los minutos iban a llegar, que la temporada era muy larga. Y llevaban razón”, explica Díez sobre el periodo más oscuro al inicio: “Antes de que se lesionara Carlos ya empecé a tener más minutos. Ya lo dije alguna vez más, me pasó igual con Plaza. Al ser tres en un puesto es complicado porque no hay muchos minutos para todos. No te miento, todos queremos jugar y es duro no hacerlo, pero el ambiente del equipo era muy bueno porque se ganaba mucho y estábamos arriba. Eso me hacía mantener la ilusión para poder unirme a ellos y poco a poco he ido ganando minutaje. ¿De tres o de cuatro? Me da igual, simplemente quiero ir jugando”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios