Copa del Rey Málaga 2020 El momento Thompson

  • "El baloncesto actual es versatilidad. Y jugar de cuatro y de cinco es casi lo mismo", dice sobre su posición

  • Apunta al rebote y a meter tiro abiertos como las claves para ganar

Deon Thompson posa en Los Guindos. Deon Thompson posa en Los Guindos.

Deon Thompson posa en Los Guindos. / Javier Albiñana

De Deon Thompson se esperaba en Málaga unas prestaciones elevadas. Se había anhelado su fichaje en veranos pasados y, cuando se acometió su contratación, se pensó que podría ser una pieza angular en el juego interior. Salvo en algún partido puntual, no ha sido determinante. Pero hay aún fe en que el californiano aún puede subir el diapasón. Qué mejor escenario que la Copa del Rey.

Los jugadores norteamericanos suelen inspirarse en la Final Four de la NCAA para comparar el ambiente que se vive en una Copa del Rey. Thompson lo conoce bien. Fue campeón universitario en 2009, cuando militaba en los históricos Tar Heels de North Carolina, a las órdenes de Roy Williams, un técnico que le marcó sobremanera. De hecho, tiene tatuado su rostro en la pierna en un tributo que le hizo. Allí coincidió con Danny Green, Ty Lawson, Wayne Ellington y Tyler Hansbrough.

"Es similar, aunque en la NCAA puedes encontrarte con más de 60.000 personas en un pabellón para jugar, es algo más grande en seguimiento. Pero sí, es la misma fórmula, si no ganas te vas para casa. En un partido avanzas o te vas. Y eso es excitante", admite Thompson, que transmite ilusión por afrontar una Copa del Rey, algo que no pudo conseguir en Burgos. Jugó en otros países europeo, pero sabe que aquí es diferente: "Todo el mundo está muy ilusionado, tenemos ganas de jugar esta Copa en Málaga. Obviamente hay un gran feeling por jugar en el Carpena. Esta oportunidad de jugar en casa en muy bonita. No tuve oportunidad de jugar en Burgos, pero he jugado en Europa durante tiempo y jugué otras copas, pero esta de España es seguramente la mejor de toda Europa. Creo que todo el mundo quiera jugarla. La ACB hace un gran trabajo de preparación, cómo están las instalaciones, el hotel, el Carpena, los equipos juntos... Es algo especial".

"Mi expectativa no llega más allá del primer partido", dice Thompson cuando se le cuestiona por el reto de este Unicaja en la competición: "El Zaragoza es un equipo realmente bueno, jugó un gran baloncesto a lo largo de esta temporada. Así que es inútil mirar más allá. La oportunidad es este viernes. El rebote va a ser la clave. Ellos son un equipo que carga el rebote ofensivo muy bien. Ellos en el partido de Liga nos hicieron mucho daño ahí. Y meter tiros, claro, es clave. En una temporada hay buenos y malos momentos, los hemos tenido, pero creo que hemos ido creciendo conforme pasaba la temporada. Durante este partido no creo que nadie piense en lo anterior, sino en hacerlo lo mejor posible. Creo que tenemos confianza. En el partido de Liga hicimos 3/26 desde el perímetro. Sabemos que tenemos que meter los tiros abiertos que tenemos y cuidar el rebote".

Thompson ha tenido en las últimas semanas alternancia entre las posiciones de cuatro y cinco. Se siente cómodo, asegura el pívot, en los dos puestos y asegura que los dos puestos se difuminan en el baloncesto moderno: "El baloncesto actual es versatilidad. Y jugar de cuatro y de cinco es casi lo mismo. Depende mucho de a quién tengas que defender. Es lo que el entrenador quiera o piense que puedo hacer mejor", sentencia Thompson, presto para su momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios