Unicaja Baloncesto Los nuevos cánones económicos para Euroliga y Eurocup

  • En la temporada 2022/23, el propietario sólo podrá cubrir de su bolsillo el 40% del presupuesto

Jordi Bertomeu, en el palco del Carpena en la final de la Eurocup de 2017. Jordi Bertomeu, en el palco del Carpena en la final de la Eurocup de 2017.

Jordi Bertomeu, en el palco del Carpena en la final de la Eurocup de 2017.

La Euroliga dio a conocer nuevas directrices económicas interesantes para conocer por dónde va el nuevo modelo baloncestístico continental. El organismo busca que los clubes que conforman la competición sean capaces de generar recursos y que no dependan mayoritariamente de las aportaciones económicas de los propietarios. La norma es aplicable a la Eurocup también. Está programada para que surta efecto a medio plazo.

"Una serie de nuevos pasos en la Estabilidad Financiera y regulación del fair play fueron introducidas por la Euroliga para proteger la viabilidad y sostenibilidad a largo plazo de los clubes y la competición en la Euroliga y la Eurocup", afirmaba en un comunicado la Euroliga, que detallaba en qué consistían: "Se incrementan los mecanismos de transparencia, mejorar los criterios de evaluación del presupuesto y la reducción progresiva en la contribución máxima de los propietarios al presupuesto total, del actual 65% al 40% en la temporada 2022/23". 

En clave Unicaja, ahora mismo la aportación del banco oscila entre los seis y siete millones de los algo más de 11 que tiene el club de presupuesto. No tiene problema porque no llega a los dos tercios de tope que están fijados ahora, pero sí debería aumentar en el futuro los recursos propios, algo en lo que trabaja la entidad constantemente, para no rebasar ese 40% que se pedirá en el futuro.

"Además, una nueva estructura de sanciones ha sido establecida para cuando un club sobrepase la máxima contribución del propietario. La cantidad de la penalización oscilará entre el 10% y el 100%, dependiendo de la importancia de la infracción. Las penalizaciones serán distribuidas entre los otros clubes participantes, ayudando a mejorar el balance competitivo del torneo", proseguía la explicación del organismo. Es algo parecido al impuesto de lujo para las franquicias NBA cuando pasan del límite salarial establecido.

"Los acuerdos comerciales serán evaluados por un consultor externo para prevenir evaluaciones infladas de los negocios", cerraba su comunicación la Euroliga, que intenta explorar nuevos caminos. Ya ha cerrado su acceso a la competición a la vía de la Eurocup, en la que competirá el Unicaja esta temporada y en la que tendrá opciones de regresar a la primera fila si es finalista o si gana la competición en el caso de que Valencia Básket o Alba Berlín estén entre los ocho primeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios