Horario y previa del Unicaja-Baxi Manresa Que viene Pedro (20:45)

  • El Unicaja recibe al BAXI Manresa, equipo modesto pero siempre bien entrenado por Martínez

  • Hubo algo de progreso en Andorra y ante el Boulogne, pero se necesitan pasos más rápidos

Francis Alonso y Brizuela pelean por un balón en un entrenamiento. Francis Alonso y Brizuela pelean por un balón en un entrenamiento.

Francis Alonso y Brizuela pelean por un balón en un entrenamiento. / Unicaja B. Fotopress

El Unicaja ha enderezado el rumbo de este arranque de temporada con dos victorias tras dos derrotas iniciales que dejaron un poso regular. No es que haya sido un recital de baloncesto lo de Andorra y la victoria ante el Boulogne, pero sí se vio alguna señal de progreso. Desde el punto de vista de la competitividad, se ganó en una pista exigente ante un equipo físico. Contra el cuadro francés la sensación de arranque fue buena pero después quedó peor cuerpo. La defensa no existió y desde ahí debe crecer este equipo para poder jugar rápido y optimizar las cualidades de sus jugadores.

Llega por el Carpena Pedro Martínez, uno de los mejores técnicos de la ACB, con su BAXI Manresa (20:45 horas, Movistar Deportes 1). El técnico catalán ha demostrado su ductilidad para adaptarse a distintos escenarios, sea para pelear por los títulos o sea para cotas más modestas. Pero sus equipos transmiten un sello y una identidad que le convierten siempre en respetables. Su Manresa tiene mezcla de veteranía y juventud pujante. Ejerce de líder Eulis Báez, un veteranísimo de la competición con mucha jerarquía, la misma que Rafa Martínez, que tras el cortejo del Unicaja se decidió a acabar su carrera en su casa y sigue teniendo algo de dinamita en sus manos. Dani Pérez (8.3 asistencias por partido) es un buen base, como lo es Tabu, dos directores complementarios. Y una serie de apuestas (Joesaar, Sajus, Hinrichs o el ya más testado en ACB Vaulet) pueden marcar si mira hacia arriba o hacia abajo el cuadro catalán, que ganó una Liga al final del siglo pasado, justo con Luis Casimiro a sus mandos. Pasó por LEB y esas cotas parecen irrepetibles, pero es un clásico del baloncesto nacional, siempre respetable.

A ello deberá medirse el Unicaja, en proceso de construcción pese a que repiten casi todos los jugadores y el entrenador de la pasada temporada. Se imaginaba un inicio más redondo por ese hecho pero no, la ausencia de los lesionados pesan y las carencias propias de una plantilla que no está plenamente equilibrada hay que corregirlas con trabajo. El regreso de Carlos Suárez es una pieza más en esa progresión. El capitán, aún en un estado físico no ideal por haberse perdido la pretemporada, puede empezar a echar una mano. Será interesante ver cómo Luis Casimiro reconstruye la rotación. Deja a Yannick Nzosa entre los 12 y sale Pablo Sánchez para dar hueco al capitán. Queda una estructura de seis exteriores para tres puestos (Mekel, Díaz, Brizuela, Alonso, Bouteille y Waczynski) y seis interiores (Suárez, Abromaitis, Thompson, Gerun, Guerrero y Nzosa) para dos. Es cierto que Abromaitis ha actuado puntualmente de tres, habrá que ver cómo reparte Casimiro juego. En perspectiva de varias semanas está el regreso de Jaime Fernández, lo que obligará a cambiar y sacar un interior de la rotación. Hay muchas más incógnitas con Milosavljevic, que no progresa de su rodilla. Y es un estilo de jugador que el Unicaja no tiene y que se echará en falta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios