Manolo Sánchez, antes del Girona-Málaga CF "No somos cabezones, estamos estudiando modificaciones"

  • El joven entrenador marbellí volverá a dirigir desde el banquillo por la sanción de Pellicer y elogia la actitud de los jugadores: "Se exprimen al máximo"

Manolo Sánchez da órdenes. Manolo Sánchez da órdenes.

Manolo Sánchez da órdenes. / Marilú Báez

Manolo Sánchez fue el encargado de hablar en la previa del Málaga-Girona. Será el segundo partido en el que Pellicer cumpla la sanción por la roja en Ponferrada y el joven entrenador marbellí es el encargado de dar la cara. Ya mañana será el último día en que suceda.

"Llevamos a todos los jugadores disponibles, cuanto más efectivos en la batalla mucho mejor. Quintana y David nos van a aportar. Están bien, disponibles, cuantos más mejor", decía Manolo Sánchez: "Que vean los compañeros que todos están a disposición es bueno. Son capaces de exprimirse al máximo y quieren decir 'aquí estoy yo, quiero mi oportunidad'. Es difícil elegir, pero es un placer, porque te ayuda a plantear onces y sistemas distintos para sacar el máximo rendimiento. Dentro del vestuario se nota que todos quieren estar disponibles. La ilusión y las ganas de estar disponibles están ahí. Todos van a ser muy importantes en esta semana. Con tanto partido todos van a tener minutos porque va a exigir mucho 90 minutos cada tres días".

"Es un equipo muy completo, que domina muchas fases del juego, combinativo, en campo contrario, con mucha continuidad, capaces de jugar entre líneas. Capaces también de poner centros desde mucha distancia, con juego directo. Tienen también sus debilidades, encajan muchos goles, pero, con la plantilla que tiene, hay mucha calidad. Esperemos que salga lo que hay planeado, que seamos capaces de ganar disputas y duelos, que sepamos que con cualquier sistema se puede competir y seguramente seamos capaces de sacar un resultado bueno", explicaba el técnico malaguista sobre las cualidades del Girona.

Acerca del cambio del sistema por el alto número de goles recibidos, Manolo Sánchez decía que "estamos adaptándonos a determinadas circunstancias. No somos cabezones, hay cosas que mejorar, estamos trabajando en introducir algunas modificaciones. Hay algún que otro desajuste en defensa, pero exceptuando tres partidos en que te meten 10 goles que elevan la cifra, en otros cuatro dejamos a cero la portería. Somos unos obsesos del análisis, estamos trabajando para mejorar. Vamos a tener porterías a cero, estoy seguro. Estos detalles marcan la diferencia. No estamos teniendo tantas ocasiones como para recibir tantos goles. Pero somos autocríticos y estamos trabajando".

"Estamos siendo el quinto o el sexto mejor visitante. Por el tiempo que estamos pasando, el estudio que hacemos es que el factor público ha disminuido. Echamos de menos a esa afición que tanto nos apoya y le pasa a los demás equipos. Estamos teniendo mucho rendimiento, sabiendo competir y sumar. Un equipo visitante se libera por norma general mucho más. Queremos seguir esa línea para mejorar si podemos mejorar esos números", proseguía Manolo Sánchez.

Cuestionado por la figura de Orlando Sá, primer fichaje que causó impacto positivo y que no está teniendo apenas protagonismo, decía Sánchez que "es un jugador que está disponible, entrena bien. Cualquiera puede sumar y aportar, vienen semanas claves con tantos partidos y todos los jugadores son muy importantes y Orlando es uno de ellos. Está preparado para cualquier momento que pueda jugar. Participa, coge ritmo y ayuda bastante dentro del vestuario. Si el mister y el cuerpo técnico lo requiere, contaremos con él".

Acerca de la actuación arbitral, que no satisfizo al malaguismo con ese último penalti, Manolo Sánchez explicaba que "no merece la pena decir nada, es hablar y buscar una sanción o cualquier cosa... Es para que le den la vuelta a muchas cosas. En las últimas semanas nos está perjudicando el VAR, igual nos ayudará más delante. Hay que tener presentes las sensaciones de juego, del futbolista, del contacto. Nos ayudará, pero hay cosas que se deben ajustar. Toda herramiento que sirva para ayudar, mejor, pero tenemos que ponernos manos a la obra para que sea mejor".

Por último, Manolo Sánchez respondió a la pregunta de sus sensaciones a pie de césped dirigiendo al equipo: "Es una experiencia única sentarme en el banquillo y dirigir de forma circunstancial. Es bonita y disfrutas, pero ya el mister vuelve afortunadamente, es una pena que no sacáramos el resultados idóneo ante el Leganés, pero la ayuda que me están dando los jugadores hace que todo sea más fácil. Este grupo ayuda a cualquier persona y hace que sea más fácil tomar decisiones. Hace que cualquier decisión sea mucho más llevadera. Sería mucho más bonita la experiencia si ganamos. El cuerpo técnico está trabajando muchísimo, pero también hay que compensar la carga de entrenamientos, que es mínima ahora en estas semanas, y de descanso. Intentando sacar los tres puntos en Girona".

.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios