Unicaja

Resuello antes de Navidad

  • Luis Casimiro cuenta con unos inusuales seis días sin competición antes de enfrentarse a Fuenlabrada, Bilbao y Betis en una semana de ACB

  • Cinco partidos para los pasaportes de la Copa del Rey

Thopmson saluda a Rubén Guerrero en el partido contra el Ulm.

Thopmson saluda a Rubén Guerrero en el partido contra el Ulm. / unicaja b. photopress

Parecen pocas fechas, pero no es usual para los equipos que compiten en Europa: el Unicaja tiene seis días sin partido hasta que el próximo martes por la tarde reciba al Fuenlabrada. A finales del mes pasado tuvo un resuello similar, pero este que llega antes de Navidad será importante por varios factores, el que más: recuperar efectivos algo renqueantes como pueden ser Bouteille o  Jaime.

La derrota contra el ratiopharm Ulm en Eurocup ha dejado un sabor agrio en los malagueños que tendrán también oportunidad de trabajar con Frankie Ferrari, el nuevo base que está llamado a resolver algo los problemas en la dirección que las lesiones de Gal Mekel y Alberto Díaz han proporcionado. Pero el otro base del plantilla, Jaime Fernández, también necesita tiempo. Los problemas musculares después de su larga lesión y la falta de ritmo mantienen al internacional entre algodones, con aportación al juego pero aún lejos de su mejor versión. Un pequeño respiro después del choque contra el Ulm servirá para preservarle de una nueva recaída en las afecciones musculares.

También Bouteille necesita mejorarse. El francés no atraviesa un buen momento de juego y hace pocas fechas estaba renqueante por un esguince de tobillo. La exigencia del partido contra el Real Madrid y la obligación de gran parte de la plantilla de extender su rendimiento en posiciones en las que normalmente no se desenvuelven también ha desgastado al plantel que trabaja desde ayer jueves en Los Guindos ya que el Martín Carpena acogerá este fin de semana la fase final –semifinales y final– de la Copa del Rey de Fútbol Sala 2019-2020 que quedó en el limbo el pasado mayo por la crisis del Covid-19, pero que se disputará en la capital de la Costa del Sol en las categorías masculina y femenina.

Con ese panorama, el Unicaja afilará sus armas para cerrar el año con tres partidos en los que puede dejar el pase a la Copa del Rey casi hecho. Cuando cierre el año, al Unicaja sólo le quedarán un par de jornadas para acabar la primera vuelta (Burgos, el 3 de enero y Baskonia el 10) por lo que un pleno de victorias en la última semana de diciembre aclararía las dudas en una fase de la competición en la que muchos equipos aún pueden optar a estar entre los ocho primeros.

La ventaja de una sola victoria sobre el noveno puesto no es muy sólida y los de Casimiro pueden rentar un margen mayor frente a rivales que están en la parte baja de la tabla. De hecho, el Fuenlabrada es el mejor clasificado (decimocuarto con cuatro victorias, la mitad que el Unicaja) de los tres conjuntos que conforman la semana de competición con tres envites que tendrá por delante el conjunto malagueño a partir del próximo martes.

Será una pequeña maratón con la novedad de Ferrari y la necesidad de no verse sorprendidos. Sólo el choque contra el Bilbao es fuera del Carpena, aunque con las circunstancias actuales de ausencia de público no parece un factor demasiado determinante.

El Unicaja arrancará el año con un choque por semana hasta que el próximo 13 de enero arranque la próxima fase de la Eurocup, que sigue recuperando partidos aplazados por la Covid-19 en estas fechas. Por suerte para los malagueños ellos ya han completado la primera fase de la competición y ahora pueden prepararse para cerrar el siguiente objetivo de mínimos: la Copa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios