Fichajes Unicaja

Tim Abromaitis y algún tapado más

  • El americano, una opción que gusta para el cuatro, pieza esencial

  • Nick Kay, una apuesta algo más atrevida

  • Se tiene claro que hay que acertar en esta posición para equilibrar el equipo

Tim Abromaitis, con el Zenit. Tim Abromaitis, con el Zenit.

Tim Abromaitis, con el Zenit. / Efe

El Unicaja ha acelerado la maquinaria para fichar al ala-pívot de la próxima temporada, pieza que Consejo, dirección deportiva y entrenador consideran esencial para redondear la plantilla. Hay varios nombres sobre la mesa, que circulan también por direcciones deportivas de clubes de nivel similar y de la ACB. Gustan, aunque cada uno tiene sus pros y contra. Hay algunos que se van de precio, otros que por ser novatos en ACB pueden dejar alguna duda, alguno que no se sabe en qué punto de su carrera puede estar...

Hay un nombre subrayado en rojo y es sobre el que parece haber más consenso. Se trata de Tim Abromaitis, ala-pívot que la temporada pasada estuviera en el Zenit de San Petersburgo en la Euroliga a las órdenes de Joan Plaza y con larga experiencia en la ACB tras cuatro temporadas en el Iberostar Tenerife. Ahí coincidió con ex cajistas como Kostas Vasileiadis y Fran Vázquez y ayudó al cuadro canario a llevarlo a sus cotas más altas, con títulos como el de la FIBA Champions League. No tiene derecho de tanteo el Iberostar Tenerife, puesto que el jugador pagó su cláusula de salida para ir a Rusia.

Con 30 años y 2.03 metros, es un jugador solvente. 9.8 puntos, 4.2 rebotes, 1.1 asistencias y 10.2 de valoración en 23 minutos en pista fueron sus medias en cuatro temporadas en tierras insulares, con un estimable 40% en triples, algo que se busca que tenga este fichaje para abrir el campo. Con el Zenit se ha quedado en 7.5 puntos y 3.7 rebotes para 9 de valoración con el mismo 40% en triples en la Euroliga, en 18 minutos por duelo. Es una apuesta en cierta forma segura, aunque con un techo de rendimiento exhibido durante esas cuatro temporadas en Tenerife, con números bastante regulares.

Como todo jugador que sale de un equipo de Euroliga, la prioridad es seguir en ella, pero el Unicaja se presenta como una opción atractiva. Como informó Sur, el Unicaja había ofertado en primer lugar por Alec Peters, que rompió su vínculo por el Efes. También estuvo en el CSKA. La oferta era buena en términos económicos, pero el jugador prefiere exprimir alguna opción de Euroliga. Tiene 25 años y no ha tenido mucho protagonismo ni en Rusia ni en Turquía. Tiene gran mano, pero necesita minutaje para expresarse. Hay otros nombres clásicos en el mercado, caso del australiano Brock Motum, que ha decepcionado en su paso por Valencia tras buenos años en Zalgiris y Efes en Euroliga. Pero no ha encontrado su sitio con Jaume Ponsarnau.

Nick Kay celebra una canasta ante España en el Mundial de China. Nick Kay celebra una canasta ante España en el Mundial de China.

Nick Kay celebra una canasta ante España en el Mundial de China. / FIBA

Y hay un jugador que ha emergido en las últimas horas como un ofrecimiento que seduce en el Unicaja. Es asequible económicamente aunque hay alguna duda por no tener experiencia en ACB. Sería una apuesta audaz pero que puede dar un salto porque encaja con lo que se demada. Se trata del australiano Nick Kay, de 27 años y 2.06 metros. Jugó cuatro temporadas en la NCAA, de 2011 a 2015, en Metropolitan State University de Denver (allí estuvo el malagueño Quique Cortés después). Seguramente le recuerden de la mítica semifinal España-Australia del pasado mes de septiembre en el Mundial de China, en la que realizó un partido terrible y fue una pesadilla para la selección de Sergio Scariolo, con 16 puntos y 11 rebotes, siete de ellos en ataque, propiciando desajustes y siendo el jugador australiano más valorado aquel día. Fue su mejor partido en un torneo en el que promedió 7.9 puntos y 5 rebotes.

Kay ha jugado en Perth Wildcats la última temporada. La NBL australiana no es una liga muy conocida en Europa, pero tiene un buen nivel, con americanos que inician allí sus carreras profesionales. Y una base australiana interesante. Aunque muchos juegan en Europa y NBA, los que hay allí mantienen el nivel. Promedió la última temporada 15 puntos, 7.6 rebotes y 3.1 asistencias con un interesante 46% en triples (lanzando 2.4 y anotando 1.1 por partido). Su voluntad es la de saltar a Europa para dar un paso a su carrera y Málaga es una de sus opciones. El casting por el cuatro está abierto y muy caliente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios