Unicaja Baloncesto La esperanzadora sonrisa de Milosavljevic

  • Tras pasar días muy bajo de ánimo tras romperse, el serbio empieza la recuperación

  • "Lo importante de Dragan es la implicación que tenía en el vestuario, el día a día. Era uno más de Málaga", aseveraba Casimiro

Dragan Milosavljevic, tras su operación. Dragan Milosavljevic, tras su operación.

Dragan Milosavljevic, tras su operación. / Unicaja B. Fotopress

Tras la operación del martes en Innsbruck, Dragan Milosavljevic ya esboza una sonrisa. El serbio fue operado de la rodilla izquierda, que debió ser reconstruida tras romperse el ligamento cruzado. Inicia ahora un largo periodo de rehabilitación para que su articulación esté en óptimo estado. Será bien entrado 2020.

Han sido días muy complicados para el alero cajista. Su estado de ánimo, lógicamente, era muy bajo después de sufrir una lesión de tal calibre. Se perdía un Mundial con unas expectativas enormes para Serbia. Sasha Djordjevic le tenía reservado un rol especial dentro de un equipo de abundante talento. Repetidamente habló bien de sus cualidades el seleccionador.

Le sonreía la carrera a Milosavljevic, que ya pasó por una rotura igual en la pierna derecha. Perfectamente aclimatado en Málaga, esperando su segundo hijo, la valoración de entrenador, jefes y compañeros es muy alta, como recordaba Casimiro"Lo importante de Dragan es la implicación que tenía en el vestuario, el día a día. Era uno más de Málaga", aseveraba cuando se le preguntaba.

En Innsbruck, Milosavljevic recibió también el calor humano de José Nogales y Mario Bárbara, traumatólogo y fisioterapeuta del club, que acudieron a una operación importante para el club. Se da por perdida la temporada en términos lógicos. En la NBA, por ejemplo, por protocolo, un jugador se pierde una temporada completa tras una lesión de este calibre.

"Con Dragan hubiera sido el 50% de la plantilla continuando. Es bueno para la química del vestuario tener a jugadores que se quedan, implicados como él. Cambia en ese sentido. Aparece Axel Toupane, que nos parece muy buen jugador, pero es nuevo. Entonces la construcción del equipo queda con más gente nueva", razonaba Casimiro sobre la baja de Gagi. Será un camino largo, pero ya esboza una sonrisa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios