Unicaja Baloncesto Sesiones de alta calidad

  • El Unicaja, inmerso en el periodo más largo sin partidos desde verano con todo el equipo al completo

Shermadini y Lessort dialogan con Boni Ndong.

Shermadini y Lessort dialogan con Boni Ndong. / Javier Albiñana

No hay partido este fin de semana para el Unicaja, pero el clima no es relajado en el Carpena. No hay una desbandada de jugadores como en los anteriores parones, en los que ha habido entre siete y ocho internacionales más lesionados y había escasez de efectivos y algunos de ellos eran canteranos. No es una ventana FIBA, sino un avatar del calendario por la final de la Eurocup del Valencia Basket. Igual esa fecha estaba reservada por algo...

Realmente, es el mayor periodo de tiempo sin partidos del equipo al completo desde que empezó a trabajar en verano. La pretemporada ya fue fraccionada por la ventana de selecciones de septiembre. El equipo estuvo 10 días desde que se inició el trabajo antes de la dispersión y menos de una semana antes del inicio de la Liga Endesa. Pese a ello, la conexión fue rápida y el equipo voló en el arranque de la ACB, cogió rápido la idea de Luis Casimiro y la desarrolló de manera ilusionante.

Es la cuarta interrupción larga en el año. Normalmente, el parón más largo solía ser tras la Copa del Rey o tras la eliminación en la Euroliga y no superaba los 10 días sin partido. El Unicaja, de hecho, estudió la posibilidad de organizar un partido de entrenamiento este viernes con alguno de los equipos de LEB andaluces, casos del Betis, flamante ascendido a la Liga Endesa tras una temporada en la que ha arrasado, y el Granada, en pelea por meterse en el play off de ascenso. Pero logísticamente no era viable por el calendario de sevillanos y granadinos. Estos últimos tienen ahora problemas de lesiones serios también.

Así que el mantenimiento de la tensión competitiva se basa en el entrenamiento. Casimiro trabaja con 13 efectivos y puede mantener un alto ritmo de exigencia. Boatright ya está recuperado y Morgan Stilma continúa a tiempo completo con el primer equipo. Esta semana, con el Campeonato de Andalucía junior que no puede jugar, no está en la dinámica EBA. Al final de la sesión de ayer se podía ver a Boni Ndong haciendo trabajo específico con los dos pivots, Gio Shermadini y Mathias Lessort, o a Alberto Díaz y Carlos Suárez utilizando el Doctor Dish, la máquina que lanza balones de manera constante para trabajar el tiro, y dialogando con Germán Gabriel, presente casi en cada sesión del primer equipo. Las mejoras del base malagueño no son casualidad.

En la dinámica habitual de dos partidos cada siete días hay tiempo para dos entrenamientos de alta exigencia física, de calidad, a la semana en el mejor de los casos y si no hay viajes de por medio. Ahora se puede aumentar la carga en esta semana y la próxima. Se trabaja de martes a viernes, con sábado y domingo de descanso, y después de lunes a sábado, antes de viajar a Lugo, con otro receso a mitad de semana.

Hay tiempo para llenar el depósito físico de cara al final de temporada, también para el trabajo de técnica individual, siempre presente pero no en la medida ideal, y para refrescar y ampliar el arsenal táctico sin un partido en el horizonte inmediato. Sesiones de alta calidad, en suma, que deben ayudar para preparar un tramo final de temporada al que se llega con hambre en jugadores claves del equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios