Unics Kazan-Unicaja Baloncesto | Crónica Una fotografía real (87-84)

  • El Unicaja compite hasta el final en Kazán, pero cae y acabará segundo en el Grupo D de la Eurocup

Salin cae ante Lockett. Salin cae ante Lockett.

Salin cae ante Lockett. / @UnicsBasket

El Unicaja acabará segundo en el Grupo D de la Eurocup. La derrota en Kazán (87-84) lleva a cruzarse en el Top 16 con Valencia y es posible que a un grupo más complicado que si se hubiera acabado primero. Hizo un buen partido el Unicaja en Kazán, dominó durante más tiempo que el contrario y tuvo opciones reales hasta el último minuto. No hay ningún drama, gustó ver al equipo malagueño tras el mal partido en Badalona mirándole a la cara a un candidato claro a ganar la competición. Aunque la importancia del liderato pudiera ser relativa, fue un partido sin trampa ni cartón, competido y peleado.

La fotografía, no obstante, que se captó en el Basket Hall de la capital tártara es una dosis de realidad para dimensionar al equipo malagueño en el escalafón de la Eurocup. Como demostró en el Carpena, el Unics es un equipazo. Y, en un ejercicio de sinceridad, tiene mejores jugadores que el Unicaja. No tiene el equipo malagueño un Pierria Henry, terrible base que cambió el curso del partido al final del tercer cuarto. 19 puntos, ocho asistencias, seis rebotes y tres robos. Jugador de calibre alto de Euroliga. Tampoco a un McCollum que ha entrado en combustión y que sostuvo a su equipo en los mejores minutos del Unicaja.

El vaso medio lleno recuerda que el Unicaja compite de tú a tú contra un equipo que roza los 20 millones de presupuesto. Con un buen dominio del rebote (11-18) fortificó una interesante renta al descanso (38-44). Encontró a Shermadini, que en la Eurocup se siente un Gulliver poderoso, Wiltjer tuvo un par de chispazos y también conectaron Jaime y Lessort. Interesantes minutos de Dani Díez jugando como cuatro. Metió dos triples abiertos y en el rebote estuvo muy activo. Igual la lesión de Suárez le abre un nicho interesante de minutos. La llamarada de McCollum impedía un despegue cajista para el que hubo una buena rampa.

Jaime se soltaba en el tercer cuarto, encontraba aro y daba de comer a Shermadini (22 puntos al final del partido). Defensivamente había sido un partido sólido del Unicaja, con los lógicos desajustes que provoca un equipo de la calidad del tártaro. Pero a un talento como Henry, al mismo tiempo física y técnicamente sobresaliente para el nivel de la Eurocup, es difícil someterle. Probó diferentes defensores Casimiro. Se nota aún que Alberto no es el bulldog (así lo definió Jamar Smith) que amordaza rivales.

Con 64-64 se entró en el cuarto final. El partido había cambiado de aire. Era el Unics quien estaba más perfilado, con más energía. Le quedó largo al Unicaja ese esfuerzo. No perdió la cara, pero perdió lucidez ofensiva y no encontró vías de agua. Jaime se aceleró (salió eliminado por faltas), Roberts alternó pases de calidad con alguna pérdida... El Unics dio alguna vida extra con errores en los tiros libres. Pero el Unicaja no pudo engancharse. Acabará segundo en el Grupo D de la Eurocup. Queda el epílogo ante el Turín, pero la Eurocup volverá de verdad el 2 de enero en todo su esplendor.

Consulte aquí las estadísticas del partido

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios